Ir a contenido

Más del #MeToo

Harvey Weinstein, acusado de abusar de una modelo de 16 años en el 2002

La víctima presentó una demanda donde argumenta que sufrió además, maltrato emocional por parte del productor

El Periódico

Harvey Weinstein enters State Supreme Court in New York  Weinstein was accused in a civil court filing  of forcing a 16-year-old Polish model to touch his penis  subjecting her to years of harassment and emotional abuse and blocking her from a successful acting career as payback for refusing his advances   AP Photo Mark Lennihan  File 

Harvey Weinstein enters State Supreme Court in New York  Weinstein was accused in a civil court filing  of forcing a 16-year-old Polish model to touch his penis  subjecting her to years of harassment and emotional abuse and blocking her from a successful acting career as payback for refusing his advances   AP Photo Mark Lennihan  File  / AP

Harvey Weinstein, ícono de las conductas indecorosas en Hollywood, fue acusado ahora de haber abusado de una modelo de 16 años, mientras que la firma de moda Marchesa, cofundada por su ex esposa Georgina Chapman, continúa en una posición cada vez más complicada.

Benjamin Brafman, el abogado del ex productor de la industria cinematográfica, negó todo el relato de la mujer, que presentó la demanda ante una corte civil, sosteniendo que las acusaciones son "absurdas". Weinstein fue acusado de obligar a una modelo polaca de 16 años de edad a tocarle el pene, hacerle pasar años de acoso y maltrato emocional e impedirle una exitosa carrera como actriz en represalia por negarse a sus intentos de tener sexo.

Sexo a cambio de éxito profesional

La demandante, identificada como "Señortita NN", sostiene que Weinstein la agredió dentro de su apartamento de Nueva York en el año 2002, apenas unos días después de conocerla en un evento en el que participó su agencia de modelos.

Según “Srita. NN”, el empresario le prometió un almuerzo para hablar de su carrera como actriz, pero en lugar de eso la llevó a su apartamento en el vecindario de Soho, donde le exigió de manera "agresiva y amenazante" tener relaciones sexuales.

De acuerdo a la denuncia, el ex productor le ordenó a la joven que se desnudara y le dijo que nunca trabajaría como actriz a menos que accediera a sus exigencias.

"Aterrada y luchando por contener el llanto, la Señorita NN dijo que no y se resistió a sus exigencias", se lee en el documento. "La Señorita NN era virgen y no tenía ni intención ni comprensión de que sería puesta en esta alarmante posición cuando accedió a tener un almuerzo de negocios", amplía el escrito.

La estrepitosa caída de Weistein

El derrumbe de Weinstein en apenas unos meses -a mediados de 2017-, a raíz de la salida a la luz de decenas de acosos y abusos sexuales que había cometido durante dos décadas, puso a la firma Marchesa (de su ex esposa Chapman) en el borde del precipicio.

Tras enterarse de las denuncias, la diseñadora tardó menos de una semana en anunciar su separación de Weinstein. Llorando durante una entrevista con Vogue, Chapman anunció entonces que se mudaba al campo para alejarse de los focos de la atención mediática.

Medios locales aseguran que la caída de Weinstein no sólo terminó con su matrimonio, sino que llevó a la empresa Marchesa a perder su predominancia en las alfombras rojas. “¿Quién se atrevería en el mundo de Hollywood a vestir un modelo de Chapman?”, señalan los entendidos.

Al rescate de más mujeres

Scarlett Johansson fue una de las primeras estrellas en apostar por la "reinserción" de Marchesa, tras elegir una de sus creaciones en la última gala en el MET (Museo Metropolitan) de Nueva York.

La última ocasión en la que una gran estrella en pleno auge optó por una de sus prendas fue el último fin de semana, cuando la actriz india Priyanka Chopra acudió a su despedida de soltera con un vestido blanco con plumas en la falda firmado por Marchesa. La intérprete, que acapara titulares tanto por su carrera como por su faceta de empresaria y su inminente boda con el joven Nick Jonas, defendió a capa y espada su atuendo.

"Mujeres que apoyan a otras mujeres, de eso va esto", aseguró. "Georgina es amiga mía, lo ha sido desde antes. Y no es su culpa", aseveró.