Ir a contenido

BRECHA FAMILIAR

La hermanastra de Meghan Markle, vetada en Kensington

Samantha, que se desplaza en silla de ruedas, se quedó a las puertas del palacio

El Periódico

Samantha Markle

Samantha Markle

Los guardias de seguridad del palacio de Kensington, lugar de residencia de una parte de la familia británica, rehusaron la entrada a Samantha Markle, la hermanastra de Meghan Markle.  Según el diario 'The Mirror',   Samantha que padece esclerosis múltiple  se presentó en Londres con su silla de ruedas, empujada por su pareja, pero los guardas le denegaron el acceso a palacio al no haber sido invitada. Samantha tuvo que conformarse con dejar una nota para Meghan.

'The Mirror' ha publicado varias imágenes de la visita fallida y explica que al no poder acceder, Samantha y su pareja estuvieron comprando de un puesto de recuerdos cercano unas máscaras de Meghan y el príncipe Enrique. 

Según el diario, Samantha había enviado una carta a Meghan días antes anunciando de que si no hacía nada por mejorar las relaciones familiares, le haría una visita personalmente. Pero finalmente la verja del palacio es lo más cerca que ha estado Samantha de Meghan desde que su nombre pasó a formar parte de la familia real británica.

En la boda celebrada el pasado 18 de mayo solo estuvo presente la madre de Meghan, que recientemente se ha trasladado a Londres. Nadie por parte paterna. Y es que son varios los familiares de Meghan que criticaron el noviazgo de la exactriz norteamericana con el príncipe.

 

Samantha en concreto, anunció en su día la intención de publicar un libro sobre Meghan Markle y asegurando que en su interior "habría muchas partes que no le iban a gustar" y que destruiría su noviazgo con el nieto de la reina Isabel II. En otra ocasión, para 'Good morning Britain' sin embargo, declaró: "En mi corazón y en mi día a día ella es mi hermana y es absolutamente maravillosa. Que nadie se confunda sobre lo que opino de ella".