Ir a contenido

SENTENCIA POR AGRESIÓN SEXUAL

Bill Cosby, condenado a entre tres y 10 años de cárcel

El cómico de 81 años irá a prisión por drogar y violar a una mujer en 2004

Ricardo Mir de Francia

Bill Cosby, a su llegada al juzgado en Norristown, este martes.

Bill Cosby, a su llegada al juzgado en Norristown, este martes. / AP / MATT SLOCUM

El primer gran juicio de la era #MeToo ya tiene su sentencia. Bill Cosby ha sido condenado a una pena mínima de tres años de cárcel y una máxima de 10 años por drogar y violar a Andrea Constand en 2004. La sentencia cierra un largo proceso contra el que fuera uno de los cómicos más famosos de Estados Unidos, aquel adorable padre de familia al que la televisión convirtió en un referente moral para varias generaciones. Detrás de aquel semblante amable había, sin embargo, una personalidad mucho más oscura, como atestigua el relato de las más de 60 mujeres que le han acusado de explotar su fama para abusar sexualmente de ellas tras noquearlas con sedantes. “Ha llegado el momento de hacer justicia, señor Cosby, el círculo se cierra”, le dijo el juez Steven O’Neill. “Ha llegado el día, ha llegado el momento”.

Cosby declinó pronunciarse y asistió a su momento con la cabeza inclinada en el respaldo de la silla del tribunal de Norristown (Pensilvania) que lo ha juzgado. Hasta el último momento sus abogados trataron de que el castigo quedara reducido a una pena de arresto domiciliario, una suerte de clemencia que reclamaron invocando la edad y la ceguera de su cliente. “Cosby no es peligroso. Es un hombre ciego de 81 años que no puede valerse por sí mismo”, dijo la víspera, Joseph Green, el abogado del actor y cómico. Pero el juez no compró sus argumentos. “Usted cogió la belleza saludable de un espíritu joven y la destrozó”, le espetó el magistrado. “Nadie está por encima de la ley”.

Cosby fue condenado el pasado mes de abril después de que su primer juicio se anulara por falta de consenso entre el jurado en 2017. Por entonces, fue declarado culpable de tres cargos de agresión sexual con agravamiento por haber violado a Constand en su casa de Filadelfia. Ella trabajaba por entonces como administradora del equipo de baloncesto femenino de la Universidad de Temple, la misma en la que estudió muchos años antes el actor. Ambos se hicieron amigos y Cosby la acabó apadrinando como un mentor hasta aquella tarde fatídica de enero del 2004.

"Tras la agresión, no estaba segura de lo que había pasado, pero el dolor hablaba por sí solo", dijo Constand en una carta leída ante el tribunal poco antes de la sentencia. "La vergüenza que sentía era abrumadora. Las dudas sobre mí misma y la confusión me impidieron recurrir a mi familia y mis amigos como solía hacer. Me sentía completamente sola, incapaz de confiar en nadie, ni siquiera en mí misma".  

El cómico se irá a la tumba con el título de "predador sexualmente violento", una figura jurídica que le obligará a informar a las autoridades de cada uno de sus movimientos en caso de que salga algún día de la cárcel. Por el momento, ingresará en una prisión estatal de Pensilvania, después de el juez rechazara la petición de fianza de sus abogados.

Los años que pase entre rejas dependerán de varios factores. Cosby ha recibido lo que se conoce como una sentencia indeterminada, con una pena máxima y una mínima. Eso significa que periódicamente tendrá que comparecer ante una Junta de Libertad Condicional, que, en función de su comportamiento y otras variables, decidirá cuántos años acaba pasando a la sombra.

Temas: Bill Cosby

0 Comentarios
cargando