Ir a contenido

A PUNTO DE REPETIR

La maternidad según Carlota Casiraghi

La hija de Carolina de Mónaco reflexiona sobre ser madre en la recta final de su segundo embarazo

Luis Miguel Marco

Carlota y su madre Carolina de Mónaco.

Carlota y su madre Carolina de Mónaco.

En uno de sus últimos actos públicos en el Principado, Carlota Casiraghi asistía a un encuentro hípico y lucía en vestido premamá de Yves Saint Laurent. La acompañaba su madre, Carolina de Mónaco, abuela y princesa, y la amazona debía contentarse ese día con acariciar los caballos, una de sus pasiones, dado su estado. Y es que en cualquier momento puede anunciarse la llegada de su segundo hijo. 

Pero antes, Carlota Casiraghi, de 32 años, ha reflexionado sobre la maternidad en la edición alemana de la revista 'Vogue', donde ha sido portada posando como una estrella de rock embarazada. Según ella, es necesario cambiar la visión que la sociedad tiene sobre el papel de la madre. "Se da por hecho que todas las mujeres tienen instinto maternal. La maternidad es un aspecto de la relación con la otra persona, pero eso puede convertirse en odio o en amor. Sin embargo, no solo está la opción de la madre como un monstruo o la madre como una santa, la mayoría de mujeres están en un punto medio”.


Unida sentimentalmente al cineasta francés Dimitri Rassam, Carlota reflexiona sobre la gestación.  "Siempre se habla de la figura de la madre, pero raramente de la madre embarazada, la que tiene un bebé en su vientre, y de la realidad del cuerpo en su sentido más amplio. La forma en la que nos comportamos y nos relacionamos las mujeres con este cuerpo y la manera en la que lo hacen los hombres", razona la joven, que ha estudiado Filosofía en la universidad de la Sorbona. 

Carlota está en la recta final del embarazo del que será su segundo hijo, fruto de su relación con el productor de cine Dimitri Rassam, hijo de la actriz Carole Bouquet. La pareja tenía previsto casarse este verano, pero ha tenido que aplazar la boda ya que Rassam todavía no ha obtenido el divorcio de su primera esposa y madre de su hija, la modelo rusa Masha Novoselova.

Una madre maravillosa

Dimitri y Carlota hicieron oficial su relación posando juntos en la última edición de los premios César, en París, el pasdo marzo. Era la primera vez que se dejaban fotografiar pese a que comenzaron su relación un año antes. Poco después posaron en el tradicional Baile De la Rosa. Entonces ella ya estaba embaraza.

Se da la circunstancia de que hace unos días la expareja de Carlota Casiraghi, el cómico francés Gad Emaleh, con el que tuvo a su primer hijo, Raphaël, que pronto cumplirá 5 años, también ha hablado en un periódico alemán del papel de Carlota como madre. "Siempre somos una familia. Carlota es la madre de mi hijo y una madre maravillosa. Me apena no poder estar con él a diario, por eso intento aprovechar al máximo el tiempo que paso junto a él".