Ir a contenido

OTRO CASO DE DEMI LOVATO

Dennis Quaid también confiesa su adicción a las drogas: "Consumía cocaína a diario"

"Si no cambiaba, iba a estar muerto en cinco años", ha explicado el actor en la NBC

El Periódico

Dennis Quaid, durante la entrevista en el programa Megyn Kelly Today, de la NBC.

Dennis Quaid, durante la entrevista en el programa Megyn Kelly Today, de la NBC. / YOUTUBE

El show business está en estado de shock tras trascender este martes por la noche que la cantante y exchica Disney Demi Lovato está luchando por sobrevivir en un hospital de Los Ángeles donde ha sido ingresada tras sufrir una sobredosis de heroína. Lamentablemente su caso es solo uno más de la larga lista de cantantes y actores que tienen o han tenido problemas por culpa de las drogas. Precisamente, esta misma semana ha trascendido también la confesión, vía entrevista en la NBC, del actor Dennis Quaid, en la que el protagonista de Big ball of fire y ex de Meg Ryan, relata el infierno que vivió hace unos años, cuando "consumía cocaína casi a diario".

Después de una larga temporada desaparecido, Quaid (64 años) por fin se dejaba ver el pasado lunes en una entrevista para el programa Megyn Kelly Today, cuyo contenido acerca de sus adicciones y su matrimonio con Ryan se filtró antes en varios medios.  El actor prepara su regreso a la gran pantalla con un biopic sobre el presidente Ronal Reagan, que llegará a las pantallas en el 2019.

Gran parte de la entrevista versó sobre su ex, en su día, en los 90, una de las parejas más potentes de Hollywood. "Como sabrás, cuando nos conocimos yo estaba en todo lo alto, y luego mi carrera...", le explica Quaid a Kelly. "Y, lo admito, la verdad es que me sentí como si desapareciera". Recuerda cuando caminaban por la calle y los fans gritaban: "¡Meg! ¡Meg!". Lo pasó mal, pero admite que "fue una oportunidad para crecer".

La pareja se concoció en el rodaje de Muerto al llegar (1988) y se casaron en el febrero de 1991. Una década después se separaron, entre rumorers de un romance de Ryan con su compañero de reparto en Prueba de vida, Russell CroweFruto de su relación nació Jack, también actor (Juegos del hambre).

En el repaso por su vida, también recuerda la cúspide de su carrera, en los 80. Fue la época en al que "consumía cocaína casi a diario. Pasé muchas, muchas noches gritándole a Dios que por favor apartara eso de mí, que nunca volvería a hacerlo porque solo me quedaba una hora para irme a trabajar". 

La revelación la tuvo, ha detallado, en "una de esas experiencias de luz blanca" que le hizo ver las cosas de otra manera. "Me di cuenta de que si no cambiaba iba a estar muerto en cinco años. Al día siguiente estaba en rehabilitación".

0 Comentarios
cargando