Ir a contenido

22ª EDICIÓN DE LA 080 FASHION WEEK

El futuro se viste de negro

Killing Weekend y Z1 se estrenan en la pasarela 080

Luis Miguel Marco

Una propuesta para la mujer de Killing Weekend. / Estrop-Barcelona

Una propuesta para la mujer de Killing Weekend.
Un modelo luce un diseño de Killing Weekend.
Una propuesta de la firma Red Point.

/

El futuro será negro. Al menos desde el prisma de Killing Weekend, la firma que ha abierto este miércoles la tercera jornada de los desfiles de la pasarela 080. Alba Martínez Xavier Martínez, ambos de Manresa, se lanzaron hace tres años a la aventura textil dejando atrás sus trabajos como maestra y diseñador gráfico. “Emprendimos un viaje de más de un año a la India y por eso hemos titulado la colección Orígens.

De aquel viaje se trajeron la idea del sari, pero desde luego no los colores, porque lo suyo es combinar el negro con imágenes gráficas y con una frase que se repite como un mantra en las piezas: Your life your way, siguiendo esa tendencia de usar sentencias que abarcan mucho y aprietan poco. Su propuesta es para hombres y mujeres urbanos y en ella no faltan los pantalones fruncidos, las cazadoras con capucha y perforadas y algunas piezas desmontables… Algún modelo llevaba esterilla a la espalda, como para detenerse a hacer yoga en cualquier esquina del mundo.

“Esperamos con este primer desfile darle un empujón a la marca”, decían tras un desfile en el que se juegan mucho y al que llegan tras su paso por el Rec de Igualada (con premio incluido). De momento tienen tienda propia en Manresa.

El hijo del presidente de Seat

 En esta algo lánguida edición de la pasarela 080 es habitual ver a algún político sentado en los desfiles –Jaume Collboni estuvo en el de Miquel Suay, Xavier Trias en el de Miriam Ponsa…-, pero ha llamado mucho la atención ver a todo un presidente de Seat, el milanés Luca de Meo, sentado en primera fila del desfile matinal de Z1, otra firma debutante. Se entiende si detrás de esa letra y de ese número está Matteo de Meo, su hijo de 20 años y estudiante de comunicación y márketing de moda en el IED de Barcelona.

 Él, junto con la valenciana Beatriz Planelles, de 24 años, también han tintado de negro la pasarela y han bautizado con el nombre de Negativity su puesta de largo para la próxima primavera verano. Un nombre que contrasta por supuesto con las ganas que tienen de comerse el mundo, desde Barcelona. Les comentamos que su colección da calor solo verla y explican que no. “Son tejidos muy traspirables, los que se utilizan para prendas deportivas. Es una colección unisex contemporánea y urbana, pero con un toque de elegancia y no importa si parece de invierno o de verano, qué más da”, aseguran, cuando fuera estamos a 30 grados.

 Los artífices de Z1 han recurrido, “aunque solo para el desfile” al neopreno en algunas cazadoras y en el calzado de los modelos. Se ha visto un poncho reflectante, rejillas que dejaban ver el torso, algún mono, capas con capucha y todo en un tejido fruncido con brillo que, salvando las distancias, recuerda a las bolsas de la basura. Hasta un trajeado Luca de Meo se ha quitado la americana para ver el desfile y grabarlo con el móvil.

Un baño refrescante

 Después de ese arranque, la pasarela, a golpe de abanico, se ha refrescado con el baño de Red Point. La firma de Llagostera (Girona) es un clásico en el sector y con su desfile ha llegado el colorido, y las tallas. Porque han desfilado también un par de modelos de tallas grandes. Un toque deportivo que recordaba al tenis en el inicio, para pasar a los cortes vintage: los volantes, los cuadros vichy, los topos… en biquinis y bañadores que las modelos ha lucido con grandes pamelas. Resaltaba el verde lima y los fucsias. Un chute de color que se agradece después de tanto negro.

Temas: Pasarela 080

0 Comentarios
cargando