Ir a contenido

BARCELONA FASHION

Una lección de sastrería

De la fiesta de Krizia Robustella al muro de Berlín

Luis Miguel Marco

Una propuesta de Mans Concept Menswear. / Estrop-Barcelona

Una propuesta de Mans Concept Menswear.
Una lección de sastrería
Unas modelos desfilan con prendas de System Action.
Una lección de sastrería
Diseños de la nueva colección de System Action.

/

Los desfiles de Krizia Robustella son una fiesta. Y en este caso el suyo ha sido una fiesta de despedida. "Necesito tomarme un respiro y parar después de más de 20 desfiles. Dejar reposar las ideas y explorar quizá nuevos formatos, nuevas plataformas", explicaba al término de su pase en la segunda jornada de la 080. Junto a ella, muchos de sus incondicionales, porque Krizia tiene una claca tremenda en Barcelona, la mayoría con su ropa, inconformista y divertida, que vende en su tienda de Sant Pere Més Alt.

En su ropa, ese "sport de luxe" como ella lo define, se ha visto la huella de nuevo de los prints de Susana López, que le dan un toque como de cómic a camisetas, pantalones y también bañadores. Coloca Krizia una copa con cerezas en camisas muy frescas y veraniegas, tanto para hombre y mujer. Una despedida en cualquier caso temporal y burbujeante.

El muro de Berlín

Jaime Álvarez se abrazaba sudoroso a sus padres tras su espectacular pase de este martes en la 080. Nacido en un pueblo de Sevilla y tras acabar sus estudios en el IED de Madrid, el artífice y alma de la marca Mans Concept Menswear presentó su primera colección en la edición de otoño invierno 18/19 en la 080 y se hizo en su debut con el premio nacional de diseño emergente de la Generalitat de Catalunya. Así que esta vez volvía a la pasarela con la fuerza (y los nervios) de un ganador.

"En esta colección me he trasladado al Berlín de antes y después de la caída del Muro –explicaba una enamorado de esta ciudad-. Me interesaba explorar la parte más represiva y también la más canalla". Todo eso lo ha pasado por su fuerte, que es la sastrería masculina, utilizando tejidos "que vienen de Inglaterra, Japón e Italia", y que luego confecciona en España.

El resultado, titulado Movement Self-Improvement, es espectacular. Sus chicos, con pantalones largos y cortos sobre la rodilla, a priori parecen serios, formales, en gris y negro, pero entonces entran las pinceladas de color, los jerséis de punto en color rojo, las camisas estampadas… todo con una caída perfecta.

Jaime Álvarez ha hecho desfilar a su banda con botas y zapatos Dr. Martens… lo que daba a su puesta en escena un toque marcial. Atención especial a la botonadura. Nada de botones clásicos: grandes broches nacarados con ribetes dorados, que feminizan una propuesta para un hombre elegante con un punto de atrevimiento. El creador trabaja en un taller showroom de Madrid, donde confeccciona a medida –"el precio medio está en unos 600 euros", indica- y espera, en septiembre, poder llevar su firma a tiendas multimarca.

Antes, sobre la pasarela del Recinte Modernista de Sant Pau, ha sido el debut de System Action. "Teníamos que dar el paso después de esta nueva etapa en la que la empresa familiar Paz Torras se haya hecho con la compañía", han señalado sus responsables de esta firma, con más de 30 años de historia. Han mostrado la colección de este otoño. Una propuesta femenina que han titulado The Origin en la que imperaban los vestidos en colores terrosos, ocres y berenjenas, también el negro en cazadoras de piel. Todo muy comercial.

Temas: Pasarela 080

0 Comentarios
cargando