Ir a contenido

POLÉMICA

El padre de Meghan Markle admite haber vendido imágenes a un 'paparazzo'

El Palacio de Kensington mantiene la escenografía prevista, pero la asistencia del futuro suegro del Príncipe Harry es una incógnita

EL PERIÓDICO

Thomas Markle, en una cafería de México, el pasado abril.

Thomas Markle, en una cafería de México, el pasado abril. / TWITTER

Con la boda real de Meghan Markle y el Príncipe Harry a solo cinco días, el padre de Markle ha sido acusado de pactar algunas fotos con un 'paparrazzo'. Medios como ‘The Independent’ aseguran que Thomas Markle ha vendido estas imágenes por unas 100.000 libras esterlinas (unos 113,600 euros).

En las fotos aparece el padre de la futura esposa del Príncipe Harry tomándose medidas para un traje y leyendo el libro ‘Imágenes de la Gran Bretaña: Un recorrido pictórico por la historia’. En otras palabras, preparándose (o eso quería hacer entender) para el gran día en el castillo de Windsor.

El escándalo le ha pasado factura al futuro suegro del Príncipe Harry. Y es que hace seis días sufrió un ataque al corazón y, aunque logró el permiso de los médicos para acudir a la boda de su hija, él prefiere quedarse en casa, según algunos medios británicos. El motivo: No avergonzar más a su hija.

El Palacio de Kensington no ha entrado en esta polémica con tintes esperpénticos –Thomas Markle se tomaba medidas para el traje en una tienda de artículos de fiesta– y, en principio, no habrá ningún cambio en la escenografía prevista. Es decir, el padre de la novia seguirá acompañando a su hija hacia el altar este sábado.