Ir a contenido

Entrevista

Sandra Barneda: "Tele y literatura se pueden compaginar muy bien"

La copresentadora de 'Supervivientes' presenta su novela 'Las hijas del agua' y aleja de momento los rumores de boda

Mireya Roca

Sandra Barneda, durante la entrevista, con su libro Las hijas del agua.

Sandra Barneda, durante la entrevista, con su libro Las hijas del agua. / JOAN PUIG

Sandra Barneda presenta 'Las hijas del agua' (Suma de letras), su última novela de aventuras y suspense, que es la tercera parte de una tetralogía protagonizada por mujeres y que tiene como unión los cuatro elementos de la naturaleza: aire, tierra, agua y fuego.

-¿Cuáles son los pilares del libro? 
-Son una Venecia decadente en un contexto europeo entre la Revolución Francesa y la reforma posterior, y esas mujeres que decidieron luchar por ellas mismas, después de que Jean-Jacques Rousseau no las incluyera en el contrato social.

-¿'Las hijas del agua' es un homenaje a las mujeres luchadoras? 
-Sí, mezclo personajes reales con otros de ficción. Es un homenaje a todas aquellas mujeres que alumbraron el camino de la valentía y tomaron conciencia de que todos somos hijos e hijas del agua. Ellas lucharon para lograr una sociedad y un mundo más justos. Es de justicia que sigamos su estela. No podemos decir: “Todo está hecho".

-¿Qué tienen en común esas mujeres valientes con las de la actualidad? 
-'Las hijas del agua' rescata a las mujeres olvidadas para entender dónde nos encontramos hoy, para entender la llamada revolución feminista. Salvando la distancia, hoy vivimos un momento muy reaccionario, pero en un contexto histórico también lo vivieron ellas, que fueron el origen de todo el movimiento feminista.

Buenos días! Mi recuerdo sigue en ella: Venecia. Ya queda menos para #lashijasdelagua

Una publicación compartida de  Sandra Barneda (@sandrabarneda) el 

-¿Por qué ha elegido la Venecia de 1793? 
-Me apetecía meterme en esa Venecia de claroscuros, esa Venecia de Carnaval donde se decía que estaban las mujeres más ilustradas de Europa, en esa Venecia del juego, del ocio, de los asesinatos. Es un lugar perfecto para crear una trama de suspense y de aventuras donde las mujeres son las heroínas. Es donde eligieron romper y luchar por ellas mismas a través de hermandades secretas. Luego ya vinieron las sufragistas del siglo XIX, pero la antesala del feminismo son ellas.

-A todos los personaje, ya sean reales o ficticios, les une el mismo objetivo. 
-Sí, les une el deseo de salir y decidir. Hay una frase de Mary Wollstonecraft (1759-1797), considerada la primera mujer feminista, que lo resume muy bien: "Yo no deseo que las mujeres tengan poder sobre los hombres, sino sobre ellas mismas". Otra frase buenísima es de sor Arcangela Tarabotti (1604-1652), una monja veneciana del siglo XV que llegó a ser una 'influencer', porque sus textos influenciaban a mandatarios. Su frase define cómo se podía sentir la mujer: "Asesinar a recién nacidos es menor pecado que enterrar vivas a mujeres". Y es que nadie hablaba de aquellas mujeres que eran enterradas en vida, ellas ingresaban un convento y no salían nunca más..

"La fama no se puede diseccionar. Lo más importante de la fama es digerirla bien"

-¿Qué opinan los hombres que han leído 'Las hijas del agua'? 
-Hay muchos a los que les gusta la novela, que la entienden. Creo que estamos ante un cambio de identidad. No es una novela que va contra el hombre, ya que habla de un contexto histórico en el que existían hombres muy poderosos, pero a la vez admiraban a las mujeres, las protegían y las defendían.

-¿Televisión o literatura? 
-No soy capaz de escoger. En este momento estoy disfrutando de las dos cosas, que además se pueden compaginar muy bien..

-¿Cómo lleva la fama? 
-La fama no se puede diseccionar. La fama es como comerse un pastel al que le quitas la nata y el chocolate, entonces ya no es un pastel. Lo más importante de la fama es digerirla bien.

-Pero a usted le ha costado digerirla: al principio era sumamente discreta y ahora no se esconde. 
-Ha sido un proceso muy largo. Lo que tengo claro es que no puedo ser libre si no me muestro tal como soy. No expongo mi vida, pero sí que creo que hay que empezar a hablar, no me sentía cómoda sin hablar..

-Imagino que es difícil pasar desapercibida con su pareja, Nagore Robles. 
-Sí, era muy complicado, pero de repente se dan las cuadraturas que vende una foto y te están persiguiendo con la cámara. Y es que nos hacen fotos y no me entero. Nos pasó en Venecia. Estábamos de promoción del libro y ya volvíamos. De repente vi unas cámaras en el aeropuerto y a los pocos días unas fotos nuestras se publicaron en una revista. La verdad es que he pillado berrinches, pero no lo puedo evitar.

"De momento no hay fecha de boda. Nunca he creído en el matrimonio, pero una vez en la vida puede estar bien"

-No le incomoda que su pareja participe como tertuliana en 'Supervivientes, el programa que usted copresenta? 
-Al principio fue complicado, el rumor estaba en el aire y había gente que lo sabía. Pero creo que lo mejor, como todo en la vida, es asumir las cosas con plena naturalidad. Si vas cohibida, es mucho peor. Decidí tirarme a la piscina y ya está. A ella le han hecho la vida imposible. La gente ha sido injusta al decir que está en el plató por mí, cuando ella lleva siete años comentando 'realities' y yo tres años. Ahora ya me da igual lo que digan.

-¿Y la boda para cuando? 
-A la vista no hay boda. Si en algún momento me caso, se sabrá, pero de momento no hay fecha. La verdad es que nunca he creído en el matrimonio, pero una vez en la vida puede estar bien..

-¿Cómo se imagina la boda? 
-Una fiesta, un día para la creatividad, que sorprenda a la gente y se lo pase bien. No me imagino el típico banquete y una ceremonia aburrida..

-¿Y el próximo libro? 
-De momento está en la cabeza. Sé que acabaré la tetralogía con el fuego.

0 Comentarios
cargando