Ir a contenido

RIFIRRAFE ENTRE REINAS

Felipe VI, sobre la polémica: "Todo está bien"

La familia real en pleno visita en el hospital a Juan Carlos, que ya ha salido de la UCI y evoluciona favorablemente de su operación de rodilla

El Periódico

Felipe y Letizia, acompañados por la reina Sofia, la princesa Leonor y la infanta Sofia a su llegada a la clínica. / EFE / SANTI DONAIRE

Felipe y Letizia, acompañados por la reina Sofia, la princesa Leonor y la infanta Sofia a su llegada a la clínica.
La reina Letizia posa con sus hijas tras abandonar el hospital.
El rey Felipe saluda a la salida del hospital.
La infanta Elena después de visitar a su padre.

/

"Todo está bien". Con esta escueta frase ha zanjado Felipe VI este domingo la polémica que ha levantado en la última semana la tensión que se vivió en la catedral de Palma hace siete días. El Rey respondía así a la pregunta que le ha hecho una periodista tras visitar a Juan Carlos en la Clínica Universitaria Sanitas La Moraleja, donde este sábado fue intervenido de la rodilla.

Felipe VI ha dicho que cree que su padre "tardará poco" en volver a casa una vez que reciba el alta hospitalaria, porque la recuperación de la operación en la que se le implantó una nueva prótesis "va muy bien". El Rey emérito evoluciona muy favorablemente, después de haber pasado la mañana del domingo a una habitación de planta tras permanecer 24 horas en observación en la UCI. 

Felipe VI ha acudido al centro hospitalario junto a la reina Letizia, la Princesa de Asturias, la infanta Leonor y la reina Sofía, que se ha quedado en la clínica para pasar más tiempo junto a Juan Carlos I.

En vehículo particular

Tras atender brevemente a los periodistas que hacían guardia a las puertas del hospital para confirmar la satisfactoria evolución de su padre, el Rey se ha dirigido, junto a Letizia y sus dos hijas, a su vehículo particular, el mismo que había utilizado para desplazarse al hospital, acompañados todos de doña Sofía.

Estas estampas de normalidad y buena armonía se suman a las del sábado, donde se vio cómo Letizia se volcaba en muestras de cariño hacia su suegra, a la que abrió la puerta del coche para ayudarla a salir, tanto a la llegada como a la salida del centro sanitario.

Este domingo, Leonor y Sofía se han bajado del coche y le han dado la mano a su abuela nada más salir del vehículo y no se han soltado de ella hasta que han entrado al hospital. Eso sí, antes de acceder al recinto, Sofía se ha hecho con sus nietas la foto que no pudo el pasado domingo en Palma porque Letizia se lo impidió. Todos han posado muy sonrientes, mientras se escuchaban aplausos espontáneos del público congregado. 

A la salida, esa imagen se ha repetido: los Reyes han abierto las puertas traseras del vehículo a sus hijas, mientras algunas personas les saludaban y les hacían fotos con sus móviles.

La infanta Elena guarda silencio

Antes de la visita de la familia real, se ha producido también la de la infanta Elena, que ha abandonado el hospital antes de que llegaran Felipe y Letizia, junto a sus hijas y Sofía. Elena no se ha pronunciado sobre la tensión que plasmaba el vídeo en cuestión, aunque se ha mostrado con semblante relajado y sin ponerse nerviosa ante la pregunta.

"Está en planta y está fenomenal", ha asegurado la hermana mayor de Felipe VI, que ha pasado más de una hora junto a su padre. Por la tarde, Elena ha vuelto al hospital, pero esta vez acompañada de sus hijos, Juan Froilán y Victoria Federica, para reunirse con su madre.

El Rey, que parece haber dejado ya atrás una 'semana horribilis', viajará este lunes a Barcelona, donde entregará los diplomas a la última promoción de la carrera judicial.