Ir a contenido

ESTRATEGIA PUBLICITARIA

Fotos no tan robadas

Las imágenes que parecen tomadas por paparazzi son la última tendencia en moda

Luis Miguel Marco

Kim Kardashian, vestida con total look de Yeezy, en una imagen de su Instagram.

Kim Kardashian, vestida con total look de Yeezy, en una imagen de su Instagram.
Campaña de Balenciaga.

/

Cuando una mujer tan avispada como Kim Kardashian se dejó fotografiar un mismo y aparentemente rutinario día con hasta 11 estilismos diferentes de la firma Yeezy, la de su marido Kanye West, es que algo estaba tramando la pareja. Y es que en la era de Instagram, donde la mayoría de fotos que se hacen los famosos obedecen a que están vendiendo algo, a pocos de los que siguen el universo moda se les ha escapado el éxito que tienen esas imágenes que parecen robadas, pero que en realidad están calculadas. Son las fotos paparazzi.

Aquellas imágenes de Kim Kardashian –y algunas de las que cuelga su marido Kanye– obedecen a una nueva e innovadora estrategia de marketing que consiste en pasar de pasarelas y de catálogo, de evitar las luces de estudio y los buenos encuadres, y de disparar directamente en la calle, como si uno se hubiera perseguido con la cámara a la famosa de turno y esta hubiera tratado de zafarse de la situación ocultando el rostro, por ejemplo, detrás de un bolso de marca de 3.000 euros. Es lo que está harta de hacer también Paris Hilton. 

La campaña de esta primavera verano de Balenciaga es emblemática de esta tendencia. Las modelos –esta vez no se trata de celebridades– aparecen con cara de sorpresa, rodeadas de guardaespaldas, mientras posan como las famosas que son pilladas 'in fraganti' por la prensa, por lo que cubren sus rostros con sus manos o bolsos y posan con caras de incomodidad. Los guardaespaldas, además, son reales, contratados por la firma francesa para acompañar a las modelos en una falsa realidad. De hecho, las imágenes las firma Best Image, una reconocida agencia fotográfica parisina.

La mentira del 'street style'

Los estilismos de las famosas en su día a día son los que alimentan la mayoría de las webs de moda e incluso la versión impresa de muchos medios. Conocer el día a día –planificado y bañado por filtros, no nos engañemos– de algunas famosas es tan sencillo como abrir su Instagram, que se lo pregunten sino a 'influencers' como Paula Echevarría y a modelos como Gigi Hadid. Precisamente Mimi Cutrell, estilista de Gigi y en ocasiones de su hermana Bella, cuenta ya con el hashtag #styledbymigi, que incluye en las imágenes que los paparazzi toman por la calle de Gigi. De hecho, esas imágenes diarias dan forma al 'book' de Cutrell, que cada día ve su trabajo inmortalizado y publicado en medios de moda sin haber participado en una editorial ni en una producción para lograrlo.

Esta fotos paparazzi, que ya en su día recrearon en sus campañas fotógrafos prestigiosos como Steven Meisel, aportan una cierta credibilidad y se alejan de los anuncios tradicionales, cada vez más desgastados. 

0 Comentarios
cargando