Ir a contenido

EN UN GÉLIDO LONDRES

Algo pasa en esta foto con Jennifer Lawrence

La actriz posa con un Versace escotado mientras sus compañeros visten prendas de abrigo

El Periódico

El director Francis Lawrence, Matthias Schoenaerts, Jennifer Lawrence, Joel Edgerton y Jeremy Irons.

El director Francis Lawrence, Matthias Schoenaerts, Jennifer Lawrence, Joel Edgerton y Jeremy Irons. / AP / Joel C Ryan

Una foto de la promoción en Londres de la película 'Gorrión rojo' protagonizada por Jennifer Lawrence ha sido muy comentada en las redes. Ha sido en la terraza de un hotel del centro de la capital británica, con el London Eye de fondo y con una temperatura que apenas alcalzaba los 5 grados, cuando la actriz ha optado por posar con un espectacular vestido de Versace de tirantes, abierto hasta el muslo. Lo más llamativo de la sesión de fotos que ha indigando en las redes ha sido cuando se han añadido los coprotagonistas masculinos, que junto a ella, participan en el nuevo filme, que se estrena este viernes: el director Francis Lawrence y los actores Matthias Schoenaerts, Joel Edgerton y Jeremy Irons. Todos ellos han vestido acorde al frío de la capital, es decir, con jerséis y chaquetas.

"Esta es una imagen tan silenciosamente deprimente (y reveladora). Hoy he estado en la calle y el ambiente es gélido", ha escribió la editora de 'New Statesman', Helen Lewis, en su Twitter. "La igualdad verdadera significa que Jennifer Lawrence posase con un abrigo o que Jeremy Irons estuviese en mangas de camisa", ha añadido.

"Me habría quedado en la nieve por ese vestido"

En su cuenta de Facebook y ante los comentarios originado por la imagen, la propia Lawrence ha escrito poco después: "Vaya. Realmente no sé por dónde empezar con esta 'Jennifer Lawrence usando un vestido escotado en el frío'. Esto no es solo absolutamente ridículo, estoy muy ofendida. Ese vestido de Versace es fabuloso. ¿Alguién se cree que voy a cubrirlo con un abrigo y una bufanda? He estado fuera cinco minutos. Me habría quedado en la nieve por ese vestido porque me encanta la moda y esa era mi elección. Esto es sexista, esto es ridículo, esto no es feminismo. (...) Crear controversia sobre estas cosas, tontas e inofensivas, como lo que yo elijo ponerme o no ponerme, no nos mueve hacia adelante. Está creando distracciones tontas de los problemas reales.  (...)  Y si yo quiero pasar frío es mi elección también.