Ir a contenido

TRAS LA MUERTE DE CARMEN FRANCO

La familia Franco pone en venta el Pazo de Meirás

La intención de la familia de desprenderse del inmueble de veraneo del dictador

Militantes del BNG protestan en el Pazo de Meirás, el pasado verano.

Militantes del BNG protestan en el Pazo de Meirás, el pasado verano. / BNG

Los herederos de Francisco Franco inician los trámites para vender el Pazo de Meirás, según confirma el diario 'ABC' citando fuentes próximas a la familia. Según estas fuentes, el entorno del dictador ya habría solicitado la tasación de este inmueble, situado en el municipio coruñés de Sada y que era utilizado como lugar de veraneo de la familia. Aunque de momento no se ha fijado precio ya hay fuentes que hablan de unos ocho millones de euros.

La noticia llega tras la muerte, el pasado 29 de diciembre, de la única hija del dictador, Carmen Franco. Antigua vivienda de la escritora gallega Emilia Pardo Bazán, el inmueble pasó a ser propiedad de Franciso Franco en el año 1938 tras una controvertida "donación" por parte de los vecinos del ayuntamiento. 

La Xunta bipartita dirigida por el socialista Emilio Pérez Touriño decidió en el 2008 declararlo Bien de Interés Cultural (BIC), lo que obligó a los propietarios a abrir al público el inmueble al menos cuatro días al mes, algo que los herederos aceptaron a regañadientes y que no se ha respetado escrupulosamente.

De hecho, el actual Ejecutivo autonómico impuso el pasado septiembre una multa a la Fundación Francisco Franco –que gestiona el inmueble– por no cumplir con esa obligación de abrir al público al menos cuatro días al mes.

Devuelto al pueblo

Algunos activistas ocuparon el pazo el pasado agosto, con el objetivo de que sea "devuelto al pueblo". El alcalde de Sada, Benito Portela, y la Comisión de la Memoria Histórica de la zona también presionaron para que el inmueble fuera expropiado. Del mismo modo, el Ayuntamiento de Sada ha declarado a la familia Franco "persona non grata".