Ir a contenido

21º DE LA 080 BARCELONA FASHION

Miriam Ponsa lleva la política a la pasarela

La diseñadora de Manresa hace un manifiesto por el derecho a decidir en su colección 'La marcha de la sal'

Luis Miguel Marco

Desfile de Miriam Ponsa. / Estrop-Barcelona

Desfile de Miriam Ponsa.
Desfile de Miriam Ponsa.
Ona Carbonell, en el desfile de Antonio Miró.
Desfile de Krizia Robustella.

/

Mucha gente ha tejido estos meses prendas amarillas en Catalunya. Y una veterana de la 080 como la manresana Miriam Ponsa ha llevado también su protesta a la pasarela, sin necesidad de una gran algarada, de una forma sutil pero efectiva. Con una pieza larga de lana tejida en negro y amarillo al final de una colección titulada 'La marcha de la sal', en referencia al camino de 300 kilómetros dirigido por Mahatma Gandhi en 1930 que culminó con el gesto de recoger un puñado de sal del Índico. Bueno, con eso y con unos espacios en amarillo en la sala del recinto modernista de Sant Pau donde se celebran los desfiles.

"Esta colección es un manifiesto político. Y es consecuencia de la situación sociopolítica de un momento concreto. Como artista me siento interpelada por la realidad que me rodea y siento la necesidad de plasmar la lucha pacífica por el derecho a decicir de nuestro pueblo", ha escrito la diseñadora en la nota de prensa que acompaña su desfile. Y al final del desfile le pedimos una aclaración. "Igual que Picasso pintó el Guernica como rechazo a la guerra civil yo necesitaba plasmar lo que me estaba pasando. Quiero canalizar mi protesta de esta manera. Y lo he hecho mostrando más el concepto que la estética, como a mí me gusta hacer las cosas".

En la colección se han visto piezas de gran volumen, los tonos grises haituales de la diseñadora, algunos morados, pieles envejecidas combinadas con punto,  y estampados y serigrafías que muestran mensajes de Gandhi como 'Your life is your message'  o 'Be the change you want to see in the world'.Las modelos, que desfilaron con chanclas y con el semblante serio, acabaron portando un saco de sal hasta unos cubos.

Ona Carbonell para Antonio Miró

La jornada de este martes, que ha cerrado Sweet Matitos, ha sido también la del desfile del diseñador Albert Villagrasa para Antonio Miró. La ha titulado 'Trekking' y ha contado con la participación de la nadadora Ona Carbonell y de una pareja de modelos muy aplaudidos,la que forman Rocío Crusset y Juan Betancourt. El concepto será un viaje inocente a la infancia pero el resultado es una colección comercial para hombre y mujer con los colores del otoño. Pantalones a cuadros, tartanes, naranjas y marrones, verdes y azules, cuadros de gales, pana y lana, piezas eficaces como salidas directamente de los bosques del Canadá. Por cierto que tampoco han faltado los chubasqueros y en la escenografía, las tiendas de campaña.

La pandilla de Krizia Robustella

La nota colorida y gamberra de la jornada la ha puesto Krizia Roubstella, con una colección para hombre y mujer como salida directamente de un cómic. Se trata de una colaboración con la ilustradora Susana López, que utilizando la técnica del trampantojo consigue prendas que parecen dibujadas. El efecto es guapísimo y ha sido muy aplaudido. Una colección urbana que es también una crítica, plagada de ironía, sobre las tendencias juveniles. Unos minutos antes, ha desfilado también otro habitual de la pasarela 080 como Pablo Erroz.

0 Comentarios
cargando