Ir a contenido

Ariadna Cross, concursante de 'GH 12+1', en 'Interviú'

La hija de 'Fortu' , el cantante del grupo de rock Obús, afirma que el 'reality' "te encasilla de por vida"

Ariadna Cross, en Interviú.

Ariadna Cross, en Interviú.

Ariadna Cross, que un día fue Ari, la chica que entró en Gran Hermano cargada de piercings y tatuajes, la hija de ‘Fortu’, el cantante del grupo de rock Obús, protagoniza esta semana la portada de 'Interviú'.

Tras su paso por la edición 12+1 del reality, esta madrileña se casó, fue madre y ahora está a punto de divorciarse. A sus 34 años, Cross ha decidido mudar la piel -la del amor, la fama y la autoestima- para curar las heridas y seguir creciendo. Ha vuelto a su piano, a componer baladas y a buscar la luz.

"Gran Hermano te encasilla de por vida. Para abrirte otras puertas no es la mejor opción", asegura la concursante esta semana en Interviú, donde habla de su infancia, la relación con sus padres, su paso por el concurso, la realidad de la fama, el sexo y la música. Y de sus amores platónicos: "Amo a Thom Yorke, el cantante de Radiohead, y estoy loca por el actor Álex González".