Ir a contenido

EXCLUSIVA EN '¡HOLA!'

Boda en Mustique

Ana Boyer y Fernando Verdasco se casan este sábado en esta isla de las Bahamas

Luis Miguel Marco

Ana Boyer, en la presentación de la colección de Pronovias, el pasado abril en Barcelona.

Ana Boyer, en la presentación de la colección de Pronovias, el pasado abril en Barcelona. / DANNY CAMINAL

Para ver el álbum de fotos habrá que esperar a la exclusiva de su revista de cabecera, el '¡Hola!', pero lo cierto es que Ana Boyer, la hija de 28 años Isabel Preysler y el fallecido Miguel Boyer, y el tenista madrileño Fernando Verdasco, de 33 años, se darán este viernes el 'sí quiero' muy lejos, a unos 6.400 kilómetros en línea recta, en una isla del Caribe más exclusivo, la diminuta Mustique

El lugar elegido, con una temperartura ideal todo el año, forma parte del archipiélago de las Bahamas y les garantiza privacidad y poder contar solo con los más allegados. Serán medio centenar de personas las que están invitadas a una boda blindada, aunque el papeleo se haya tramitado en Madrid para que tenga validez legal. 

La estancia corre por parte de los novios, no así al viaje de ida y vuelta, como se le escapó a la organizadora del enlace, Tamara Falcó, hermana mayor de la novia. Llegar a Mustique no es sencillo y eso es precisamente lo que la ha convertido en uno de los destinos predilectos de la 'jet set' internacional y en la isla favorita, por ejemplo, del príncipe Guillermo y de Kate Middleton.

❤️

Una publicación compartida de Ana Boyer Preysler (@anaboyer) el 



Dicen que allí fue donde el hijo de la princesa Diana de Gales pidió matrimonio a la que se convertiría en duquesa de Cambridge. Fue también el retiro de Kate Middleton para recuperarse de su primer embarazo. Y el vínculo con la familia británica va más allá. Esta isla fue también el refugio de la princesa Margarita, hermana de la reina Isabel II, con su amante el paisajista y jardinero Roddy Llewellyn. Y el fallecido David Bowie tuvo una mansión aquí, hasta que la vendió. 

Julio José será el padrino

Ana Boyer ha querido que sea una playa de Mustique el escenario de su boda por la fascinación que siente por este lugar. Con su padre Miguel Boyer, exministro de Economía fallecido en el 2014, conoció Mustique cuando era niña y después ha regresado varias veces; también con su prometido. 

Mustique es una isla con menos de seis kilómetros cuadrados rodeada de arrecifes de coral. De hecho es una isla privada, propiedad de Mustique Company, dueña de dos hoteles de lujo y de un centenar de villas, donde se alojarán tanto los novios como los invitados y donde la habitación más económica ronda los 580 euros en temporada baja. 

Isabel Preysler, que lleva en la isla desde el pasado viernes, cuidando los detalles y apoyando a su hija, está feliz de reunir a todos sus retoños y más su hermana mayor Támara Falco, que tanta complicidad tiene con Ana, está viviendo estos momentos con la intensidad de una mujer creyente.

En la ceremonia estará la pareja de Isabel Preysler, el escritor Mario Vargas Llosa, y todos los hermanos de la novia por parte de madre, es decir los nacidos del matrimonio de Isabel Preysler con Julio Iglesias y Tamara, fruto de su unión con Carlos Falcó. No así los dos hijos que Miguel Boyer tuvo en su primer matrimonio con Elena Arnedo. Julio José, el hermano mayor de Ana, es el padrino. Por parte del novio se espera la llegada de su familia, de Feliciano López, su mejor amigo en las pistas de tenis. También ha recibido invitación el tenista Rafa Nadal, pero no está confirmada su presencia. 

Ella, de Pronovias; él, de Pedro del Hierro

Como toda boda mediática que se precie hay muchos patrocinadores del evento. Pronovias se ha encargado del traje de Ana Boyer y Pedro del Hierro, del de Fernando Verdasco. Los novios ya han cumplido con varios capítulos de la entrega en el '¡Hola!'. Anunciaron el compromiso en la revista y se han fotografiado en los talleres de las firmas elegidas anunciando lo felices que están ante el acontecimiento. 

 
 
 

 #EEUU����

 

Una publicación compartida de Ana Boyer Preysler (@anaboyer) el 

Ana Boyer y Fernando Verdasco se conocieron en Ibiza en el 2013 durante las vacaciones de verano y desde entonces no se han separado, hasta tal punto que ella, con una carrera profesional en el mundo de la empresa y las finanzas, lo dejó todo por amor para poder seguir a su novio por los circuitos del tenis profesional. Cuando no viaja, la pareja reside habitualmente en Doha, en la costa oriental de la península de Qatar. 

 
 
 

 Our heaven last week����

 

Una publicación compartida de Fernando Verdasco (@ferverdasco) el