Ir a contenido

Francia pone veto a las modelos muy delgadas

LVMH y Kering no contratarán modelos con una talla menor a la 34 ni menores de 16 años

Una modelo en un desfile del 2012.

Una modelo en un desfile del 2012. / MARTIN BUREAU

Los dos grandes grupos del lujo y de la moda francesa, LVMH y Kering, han anunciado este miércoles unas reglas comunes para los desfiles de todas sus marcas por las que se comprometen a no utilizar modelos, tanto mujeres como hombres, ni muy delgados ni menores de 16 años, para presentar productos destinados a adultos.

De acuerdo con esas reglas, formalizadas en "una carta sobre las relaciones laborales con los maniquíes", Kering (Gucci, Bottega Veneta, Saint Laurent, Balenciaga, Alexander McQueen, Christopher Kane y Stella McCartney) y LVMH (Dior, Vuitton, Givenchy, Céline, Kenzo, Fendi, Loewe, Berluti y Pucci) suprimirán en sus selecciones de modelos la talla 32 para las mujeres y la 42 para los hombres.

En concreto, las agencias de modelos que les propongan sus profesionales tendrán que hacerlo con mujeres cuya morfología "corresponda a la talla 34" y a la 44 para los hombres, precisan en su comunicado conjunto.

Los dos gigantes de la moda exigirán a los maniquíes un certificado médico que demuestre que su estado de salud es correcto y que tienen capacidad para trabajar. El certificado no podrá haberse realizado más de seis meses antes del desfile o la sesión fotográfica.

"Queríamos actuar rápidamente y golpear fuerte, para que las cosas avancen y tratar de incitar al máximo al resto de representantes de la profesión a seguir nuestro ejemplo", ha dicho el presidente de Kering, François-Henri Pinault, sobre unas normas que van a aplicar en desfiles y sesiones en todo el mundo y para todas sus marcas.

Por respeto a la dignidad

Además de excluir a los menores de 16 años en los desfiles o sesiones de fotos que representen a adultos, se fijan unas normas específicas para los menores de 18 años: no podrán trabajar entre las 22.00 horas de la noche y las 06.00 de la mañana, tendrán que ir acompañados y respetar sus "obligaciones escolares".

LVMH y Kering han indicado que habrá un comité de seguimiento, formado por representantes de las marcas y de las agencias de maniquíes, que se reunirá todos los años para evaluar el cumplimiento de esta carta, presentada poco antes del inicio de la semana de la moda de Nueva York. 

Hace un par de años, Louis Vuitton se vio obligado a retirar un anuncio en revistas británicas por la polémica causada por la extrema delgadez de la modelo. Y a principios de este año, Yves Saint Laurent tuvo que retirar unos anuncios calificados de sexistas expuestos en las calles de París tras las denuncias recogidas por la autoridad publicitaria francesa. Reino Unido, por ejemplo, ha prohibido por el mismo motivo un anuncio de Gucci.

0 Comentarios
cargando