01 dic 2020

Ir a contenido

COLECCIONSTA FRUSTRADA

Tita Cervera: "Ya no puedo comprar cuadros en el extranjero"

La baronesa Thyssen anuncia que en el 2020 el Museo Thyssen abrirá con una colección de pintura catalana en Sant Feliu

La baronesa, en el espacio Carmen Thyssen en Sant Feliu de Guíxols, en el 2012.

La baronesa, en el espacio Carmen Thyssen en Sant Feliu de Guíxols, en el 2012.


La baronesa Thyssen está contenta. Según recoge Europa Press, Tita anuncia que en 2020 el Museo Thyssen de Sant Feliu de Guíxols abrirá con una colección de pintura catalana. "Es un día maravilloso. Estoy muy emocionada y me siento muy feliz de poder estar en un lugar tan bonito como Sant Feliu de Guíxols", ha asegurado la baronesa, que ha estado pasando unos días en la isla de Ibiza, como hace habitualmente, con sus dos hijas Sabina y Carmen.

La baronesa sigue también en conversaciones con el Gobierno para la cesión de sus obras en el Thyssen de Madrid.  "Sí, sí, naturalmente. Como sabemos, yo siempre procuro ayudar con el arte. Llevo desde el año 2000 con un préstamo gratuito de la colección internacional en el Museo Thyssen de Madrid, y creo que, bueno, el mayor movimiento de arte en la historia que se hizo fue traer la colección de mi marido a España. Creo que ayudé mucho a que eso pudiera ser así. Pero hay algunas diferencias entre Madrid y yo. Se van a arreglar, espero".

El plazo que se han dado la baronesa y el Ministerio de Cultura expira en noviembre. Y es que según declaró Tita Cervera en una entrevista en la edición española de 'Vanity fair': Fiscalmente no pido favores, solo que se cumpla lo que ya está firmado. Deseo que mis cuadros se queden en España siempre que tengan un marco legal que permita su movilidad para poder llevar a cabo exhibiciones por todo el mundo" asegura alquien que confesó que tiene patrimonio, "pero no liquidez". Tita gasta unos 400.000 euros al mes entre el personal, el mantenimiento de su patrimonio inmobiliario y pictórico, los seguros de sus vehículos, su yate, su salud, sus abogados y atra serie de gastos.

Preguntada por posibles nuevas adquisiones, la baronesa se muestra tajante: "Debo decir que todavía en España no creemos en los pintores maravillosos que hemos tenido y que tenemos. Hay subastas todavía donde puedo adquirir obras. Pero ya no puedo comprar obras internacionales, porque tienen unos precios de locura". Sobre sus últimas adquisiones, la baronesa cita una obra de Francisco Pradilla y 'La romería' de Baldomero Galofre.