ENTREVISTA CON BUSTAMANTE

David Bustamante: «Mis padres me concibieron en Roses durante el viaje de novios»

El cantante ofrece un concierto este sábado en la población ampurdanesa

David Bustamante, durante un posado para EL PERIÓDICO.

David Bustamante, durante un posado para EL PERIÓDICO. / DANNY CAMINAL

5
Se lee en minutos
Luis Troquel
Luis Troquel

Periodista

ver +

Este sábado canta en Roses, en el Festival Sons del Món. Entre concierto y concierto, en la carretera, David Bustamante nos atiende por teléfono. Coprotagonizar con Paula Echevarría la ruptura sentimental más sonada de los últimos tiempos le ha situado en el ojo del huracán. Tiene ganas de hablar, pero no darle vueltas a ello. Y ni mucho menos, dar pábulo a los rumores que ahora le emparejan con una bailarina catalana. 

¿Es la primer vez que canta en Roses? He estado y he grabado un videoclip, pero con un concierto de estas características, no. Es para mí muy importante, pues yo tengo una historia muy bonita con Roses: es donde a mí me engendraron. Cuando les dije a mis padres que tenía este concierto se emocionaron mucho: ellos fueron a Roses de viaje de novios y ya mi madre volvió embarazada. Hay por casa fotos muy bonitas de aquel viaje, porque es una zona preciosa. Mi vida empezó allí. En cierta manera yo soy también de Roses.

Su nuevo 'single', 'Lo pide el alma', tiene mucho de reggaetón. Es pop con mucho reggaetón y kizomba. Nos gustó la idea de que fuera algo que se saliera de todo lo que está sonando. Y que no fuese regggaetón extremo, con tiempos más parados y bastante de reggae.

Teniendo en cuenta su momento vital, sorprende que sea tan optimista. No tendría por qué, pues yo estoy en un momento vital de paz. Yo estoy bien, la que ha sido mi mujer está bien, mi hija también está bien. Tenemos una relación maravillosa todos. No hay discusiones ni nada parecido. No hay más problema que el que quieran buscar. Todo lo que dicen no es más que un negocio con el que ni yo ni mi familia tenemos nada que ver. Para mí, este es un momento lleno de ilusión y proyectos. Me siento fenomenal y esa es la única verdad, que es la mía y la que realmente vale.

¿Y qué es lo que le pide el alma a David Bustamante? Pues el alma me pide estar encima de un escenario. Estoy disfrutando un montón de esta gira y supongo que eso se traduce en la energía del espectáculo. Es una continuación de la gira de mi último disco, 'Amor de los dos', que hacía mucho que quería hacer pues eran las canciones mexicanas con las que yo crecí y ahora forman parte de mi repertorio junto a éxitos de todos los discos: 'Cobarde', 'Devuélveme la vida', 'Feliz', 'El aire que me das', 'A contracorriente'... Y 'Lo pide el alma', claro.

En el estribillo habla de «comenzar de cero». Sí, pero es pura coincidencia. Yo cuando estoy enamorado e interpreto canciones de desamor no significa que rompa cada vez que las canto. Es música, hay que saber separar. Hay alguna letra en la que sí hablo de cosas mías, pero esta es de las que ni siquiera he participado en la composición.

"Yo estoy bien,  "Yo estoy bien, la que ha sido mi mujer está bien, mi hija también está bien. Tenemos una relación maravillosa todos"

¿Pero suscribe su mensaje positivo? Por supuesto, es una canción para que la gente que pase por un mal rato sepa que siempre hay una luz al final del túnel. Yo tengo una persona muy, muy cercana que está pasando por una leucemia con 30 años. Eso sí que es algo para preocuparse. Pero la mayoría de problemas tienen una solución mucho más sencilla de lo que creemos. Hay que esperar el momento, hay que salir a la calle, y aunque les joda a los demás, hay que sonreír, hay que bailar y hay que brincar. Hay que quererse a uno mismo, no queda otra.

Mucho antes de que todo el mundo hiciera reggaetón, hace ya 12 años, Bustamante fue el primer artista pop español en atreverse con el éxito 'Devuélveme la vida'. Yo siempre he sido un amante de cualquier estilo musical, amo la música por encima de las etiquetas en las que no creo. Por más que yo me sintiera más cómodo con un tipo de melodías más sostenidas, con canciones mucho más melódicas, Devuélveme la vida tenía algo muy especial que me enganchó solo oírla. De hecho, fue número uno en 17 países. Todavía cuando voy a países como México o Argentina me lo recuerdan.

¿En aquella época que el reggaetón era para muchos sinónimo de delincuencia no temía que le perjudicara? No. Porque, además, tanto la letra como mi manera de ser están muy alejadas de todo eso. Yo por más que cante un reggaetón no me voy a poner una gorra de béisbol y una cadena. En el fondo siempre será una canción de amor con una base más movida.

¿Su próximo disco ahondará en esos sonidos urbanos? Casi con total seguridad. Tengo una hija de nueve años y veo lo que le hace bailar. Y lo ponemos en el coche y nos contagia ese ritmo que tiene. Estoy entusiasmado con el repertorio que estamos haciendo y en el que yo también he escrito algunos temas.

La mayoría de la gente no conoce su faceta de compositor. En estos últimos tiempos he tenido tiempo para escribir mucho y tengo muchas canciones e ideas. La verdad es que cada día me siento más cómodo delante de un papel en blanco.

Noticias relacionadas

¿Sabe que le mirarán con lupa las letras para intentar encontrar mensajes sentimentales? A mí, me miran con lupa hasta cuando voy a por el pan. Estoy totalmente acostumbrado, y que ladren mientras cabalgo, qué le vamos a hacer. Yo tengo la conciencia siempre muy tranquila, he sido un trabajador nato, toda mi vida, incluso antes de estar en el mundo de la música. Nadie me ha regalado estar donde estoy, así que seguiré en mi línea y con mi discurso: si lo que llevara puesto hubiese sido una careta, en 16 años ya me habrían desenmascarado hace tiempo.

¿Le gustaría formar parte del nuevo 'OT'? Me encantaría. Yo siempre me he sentido orgulloso de venir de ahí y me fascina el hecho de que vuelva otra vez a ponerse en pie.