10 abr 2020

Ir a contenido

ALEJADOS DE MALLORCA

Los exduques de Palma repiten vacaciones en el País Vasco francés

Claire Liebaert, la madre de Urdangarin, alquila cada año una casa en Bidart, próxima a Biarritz, en la que se reúne toda la familia

Exiliados lujosamente en Suiza, 'desterrados' forzosamente de Mallorca y separados de la familia real, los exduques de Palma han vuelto a buscar refugio en Bidart, en el corazón del País Vasco francés, entre Biarritz y San Juan de Luz, donde pasarán las vacaciones estivales junto a sus hijos Juan, Pablo, Miguel e Irene. 

Claire Liebaert, la madre de Iñaki, alquila cada verano una casa en esta pequeña localidad francesa, en la que se reúnen todos los hermanos y los nietos de clan Urdangarin. El año pasado, llegó primero el marido de la infanta Cristina l primero porque ella viajó con Pablo, su segundo hijo, para matricularle en la escuela en la que ha estudiado este año en EEUU, pero esta vez está previsto que lleguen todos juntos.

Tras la sentencia del caso Nóos, la absolución de Cristina y la libertad condicional de Iñak, los Urdangarin piensan pisar España más que lo justo.Y es que desde el 2013, los exduques de Palma no veranean con el resto de la familia en Mallorca por su mala relación con los reyes, Felipe y Letizia. Pero sus cuatro hijos sí que acuden cada año, en agosto, a la isla balear, donde disfrutan de unos días junto a sus primos  y su abuela, la reina Sofía.

REENCUENTRO EN LONDRES 

Este pasado fin sde semana, Iñaki Urdangarin, Cristina y sus hijos han coincidido con el rey Felipe en una fiesta en Londres con motivo del 50 cumpleaños del príncipe Pablo de Grecia y el 21 de su hija, Olympia. 

De esta forma, Felipe VI y su cuñado se reencontraron tras casi seis años sin verse. Un testigo ha relatado a 'Vanity Fair' como fue el reencuentro: "No los vi conversar en ningún momento de la noche. El señor Urdangarin permaneció pegado a su mujer y a sus hijos durante gran parte de la velada", concluye.