Ir a contenido

080 BARCELONA FASHION

Otra posible forma de hacer ropa

La pareja formada por Javier Blanco y Elisabet Vallecido presentan "la moda responsable" de su marca, El Colmillo de Morsa

LUIS MIGUEL MARCO / BARCELONA

El Colmillo de Morsa.

El Colmillo de Morsa.

Con lo mucho y variado visto estos días sobre la pasarela de la 080 Barcelona Fashion, nos quedamos con una idea, la que lanza la pareja formada por Javier Blanco y Elisabet Vallecido, artífices de El Colmillo de Morsa que, por fin han debutado en la pasarela 080, después de haberse fogueado en la pasarela madrileña El Ego, presentada su ropa en la plataforma Next París y con tienda propia en Barcelona (carrer de Vic, 15), donde vende sus creaciones de ropa y los complementos de otros diseñadores afines.

"Estamos convencidos en que otra forma de hacer las cosas es posible. Por eso una de nuestras premisas en la moda responsable. Como en todas nuestras colecciones, todos nuestros proveedores de tejidos proceden de España y Europa, y todo es confeccionado en nuestro propio taller o en otros talleres de Barcelona, siempre bajo las premisas de trabajo y sueldos dignos".

Pues bajo esa premisa de la que otras marcas deberían tomar buena nota presentaron este miércoles 'Preludios', 30 'looks' para hombre y mujer que pretendían evocar "la estancia de Chopin y George Sand un invierno en la cartuja de Valldemosa, en el norte de la isla de Mallorca, por eso se vieron rallas marineras, estampados de los pinares de los acantilados de la costa.... todo en algodones, linos, viscosas, organzas de seda y unos patrones "en los que el hombre se feminiza y ella se vuelve más masculina", recordó Javier Blanco, que añadió que su apuesta ahora es la internacionalización de la marca. 

HASTA LA COSTA DE MARRUECOS

Y si El Colmillo de Morsa se quedaba en la sierra de la Tramontana, las dos responsables de la firma Aubergin, afincadas precisamente en Mallorca, iban un poco más lejos y titulaban su colección Essaouira.

Se traían de aquella ciudad de la costa marroquí sus azules y sus viscosas a rayas que recordaban a las chilabas. "Hemos conseguido unas viscosas a base de algodón y poliéster reciclado a partir de botellas de plástico que es perfecta para los estampados", explicaba una de las socias, Anna Uimonen. Con detalles de sastrería masculina, esta colección para hombre y mujer también opta, como la de El Colmillo de Morsa, al premio a mejor diseñador emergente. "Es nuestro segundo desfile en Barcelona y ahora nuestro interés es darnos a conocer más como marca, por eso nos viene muy bien esta plataforma. 

0 Comentarios
cargando