Ir a contenido

LA APUESTA ARTÍSTICA QUE TRIUNFA EN EEUU

Guapos y arrugados

La fotoescultura irrumpe en Barcelona de la mano de los fotógrafos y galeristas Hunter y Gatti

LUIS MIGUEL MARCO / BARCELONA

La modelo Nieves Álvarez posa con la fotoescultura hecha con su rostro en la galería barcelonesa recién abierta.

La modelo Nieves Álvarez posa con la fotoescultura hecha con su rostro en la galería barcelonesa recién abierta. / MIQUEL COLL MOLAS

"Arrugadita me veo fenomenal, así me voy haciendo una idea de cómo seré de mayor", decía la modelo Nieves Álvarez mientras posaba junto a una imagen de su rostro en blanco y negro realizado sobre pvc y con los bordes curvados, como cuando se estruja un papel. Un trabajo en el que el soporte fotográfico casi deviene una escultura, en este caso con un formato enorme, de 200 x 140 centímetros.

La presentadora del programa de los fines de semana de TV1 'Flash moda' acudía a la inauguración, el pasado martes por la tarde, de un nuevo espacio en Barcelona, la HG Gallery. Apoyaba así a sus amigos y los responsables de 'deformar' famosos, Christian Hunter y Martin Gatti, un duo creativo que está detrás de numerosas campañas de moda, una de las últimas la de este verano de El Corte Inglés, con la propia Nieves Álvarez, Judit Mascó y Ariadne Artiles. Al cóctel inaugural también acudieron el modelo barcelonés Oriol Elcacho, con su novia, y el diseñador Juan Avellaneda, recién incorporado 'coach' de 'Cambiame', que confesó que no tiene tele en su casa.

"Este es un nuevo espacio para la ciudad. Ahora hemos instalado nuestras obras, pero queremos compartirlo también con otros artistas y que sucedan cosas", explicaban, pisándose las palabras y acabando uno las frases del otro, Christian Hunter y Martin Gatti a propósito de este amplio local de la calle de Rosselló, 285, frente a la casa de les Puntxes, donde han instalado también su estudio.  

DE DAVID GANDY A COLLIN FARRELL

Allí se pueden verse (y comprarse) las fotos manipuladas y pintadas encima de personajes como los modelos Jon Kortajarena, David Gandy y Andrés Velencoso, los cantantes Bruno Mars y Jennifer López, y los actores Emilia Clarke (la Daenerys Targaryen de Juego de tronos) , Rossy de Palma, Antonio Banderas, Ewan McGregor, Monica Bellucci, y Collin Farrell, entre muchos otros

"Nosotros empezamos hace más de 15 años haciendo dirección de arte, nos pasamos después a la fotografía y a los vídeos publicitarios y nos tiramos al mundo del arte porque la moda es un sector muy caníbal –explican Cristian Hunter y Martin Gatti–. "Esta es una forma de hacer perdurar unas imágenes que en una revista duran los que duran. Son efímeras y son vistas y no vistas".

Buscando esa perdurabilidad en el tiempo encontraron un nuevo significado, un nuevo lenguaje y hasta un mercado, sobre todo en Estados Unidos, donde llevan años trabajando, en campañas para Balmain, Hugo Boss, Henneth Cole, Guess, Carolina Herrera, L’Oreal y en revistas como Vogue, Esquire, Marie Claire o Harpers Bazaar que les ha dado acceso a trabajar con numerosas celebridades.

LA INFLUENCIA DE BASQUIAT

¿Y qué tiene que ver Basquiat con este trabajo más artístico? "La referencia es esa celeridad por crear gente famosa, esa banalidad asociada también al arte. La personalidad de Basquiat era tan brutal que el crítico René Ricart le dijo: ‘Voy a hacer de tí una estrella’. Nosotros, que trabajamos con estrellas, hemos dicho. ‘Vamos a sacarlos de su contexto. Vamos a inspirarnos en Basquiat para pintar encima de los retratos". Y por eso casi no ves a Colin Farrell o a Rossy de Palma después de pintar encima de sus fotos en blanco y negro.

A Nieves le ha encantado el resultado y ellos aseguran que nadie se les ha quejado –"tampoco son banales ni obscenas"–.  Ven su obra en manos de un público cosmopolita, desde un particular mitómano a un hotel 'boutique'. Y aunque aseguran que su mercado natural está en Estados Unidos, apuestan también por este escaparate en Barcelona, que es mucho.