HOSPITAL DE SANT JOAN DE DÉU

Bartra y Melissa Jiménez donan sus regalos de boda a un proyecto contra el cáncer infantil

"Nos haría muy felices que nuestro regalo fuera vuestra colaboración 'Para Los Valientes', apunta la invitación

Marc Bartra y Melissa Jiménez.

Marc Bartra y Melissa Jiménez. / INSTAGRAM

1
Se lee en minutos

Marc Bartra Melissa Jiménez se casarán el próximo 18 de junio. Un día muy especial para el futbolista y la periodista deportiva en el que han decidido aportar su granito de arena en la lucha contra el cáncer infantil. 

Jiménez y el exazulgrana han pedido a los invitados de su boda que en vez de hacerles regalos para ellos, hagan donativos  'Para los valientes', un proyecto encabezado por el Hospital de Sant Joan de Déu de Barcelona. "Nos haría muy felices que nuestro regalo fuera vuestra colaboración con el proyecto 'Para Los Valientes'", apunta el tarjetón enviado a familiares y amigos de los contrayentes. En la misma invitación se facilita un número de cuenta bancaria, para que los invitados ingresen el dinero destinado a la entidad privada sin ánimo de lucro de dicho centro, que pertenece a la Orden Hospitalaria de los Hermanos de Juan de Dios.

Como indica en su propia web, para 'Los Valientes' está arropado por la Fundación Privada Leo Messi, Fundación del F.C. Barcelona IESE. Busca la construcción de un centro para tratar e investigar el cáncer infantil, así como reducir el impacto emocional en niños y familias. 

GESTO SOLIDARIO

Este gesto solidario de la pareja se ha conocido después de que el jugador del Borussia de Dortmund ya esté completamente recuperado. El pasado 11 de abril Bartra resultó herido a causa de unas explosiones cerca del autobús de su equipo. A pesar de eso, el defensa catalán fue operado de urgencia y pudo acabar la temporada sobre el terreno de juego. 

Noticias relacionadas

El pasado octubre, Bartra le pidió matrimonio a su pareja y madre de su hija Gala. La joven fue al cine "engañada" por sus amigas y en la pantalla se proyectaron imágenes suyas… De pronto, Bartra apareció en la sala y se arrodilló. "Pensaba que era una cámara oculta. Me pilló desprevenida, pensaba que Marc estaba en Alemania… y cuando lo vi aparecer, no podía parar de llorar", explicó.

Tras la original pedida, comenzaron los preparativos de la boda. "Va a ser una ceremonia civil… Y va a ser muy romántica, que es lo que yo siempre he soñado", contó Jiménez. "Al vivir ahora en Alemania, pensamos que no había un sitio mejor para casarnos que Barcelona, nuestra ciudad", concluyó.