Ir a contenido

DEBE FORTALECER SU NERVIO ÓPTICO

María Teresa Campos sale del hospital tras el ictus

"Cuando me sentí mal, hubo personas que me atendieron rápidamente y me llevaron al hospital", dice la popular presentadora

María Teresa Campos y su hija Terelu, a la salida del hospital.

María Teresa Campos y su hija Terelu, a la salida del hospital. / J P GANDUL

María Teresa Campos ya se encuentra en casa. La popular presentadora ha recibido el alta hospitalaria este miércoles alrededor de las 13.30 tras el ictus que sufrió el pasado martes 16 de mayo. La periodista y presentadora de 'Qué tiempo tan feliz' ha aparecido sonriente tras unas grandes gafas de sol, con el ojo derecho tapado con un parche, y ha abandonado el centro hospitalario acompañada por sus dos hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego. La Campos ha aprovechado para dar las gracias públicamente al personal sanitario que la ha atendido así como a los compañeros de la prensa que han seguido día a día su evolución. 

"No quería irme sin agradeceroslo. Sé que os habré estado fastidiando estando ahí en la puerta esperando. Daros las gracias por el interés que habéis tenido con mi persona. Y si me lo permitís quiero dar las gracias a la Fundación Jiménez Diaz, a los doctores García Herranz y Araceli Cortés, que son los neurólogos que me han atendido y a todo el personal de la planta nueve que han sido maravillosos conmigo", ha dicho María Teresa, que ha querido resaltar cómo María, su empleada del hogar, y Gustavo, su chófer de toda la vida, le salvaron la vida. “Hay algo también muy importante que os quiero decir. Cuando me sentí mal, hubo personas que me atendieron, una de ellas María. Hice una campaña sobre el ictus en Mediaset y Gustavo se dio cuenta de que yo tenía una de las cosas que dije en esa campaña. Eso fue lo que hizo que yo esté aquí hoy".

Y antes de subirse al coche que conducía Gustavo, ha añadido: “Gracias al cariño de la gente que me ha reconfortado y me ha hecho saber lo mucho que se me quiere. Sé que una no suele salir tan arreglada de una clínica, pero lo he querido hacer para vosotros”.

EL PARTE MÉDICO, EN 'SALVAME'

Teresa Campos, que el próximo junio cumple 76 años, se empezó a encontrar mal el martes de la semana pasada y gracias a la rapidez con la que fue trasladada al hospital, pudo ser tratada con una técnica denominada trombólisis y evitar así daños cerebrales que podrían haber tenido consecuencias más graves.

Su hija Terelu ha sido quien ha ido explicando estos días en el programa 'Sálvame' de Telecino, del que es colaboradora habitual, la evolución médica de su madre, que no tiene ningún problema de movilidad, habla correctamente y mantiene sus facultades mentales. "Ahora lo que tiene que hacer es fortalecer el nervio óptico con una serie de ejercicios", ha precisado.

El accidente cerebral le ha provocado una lesión en el músculo ocular que le provoca visión doble. Ve bien con los dos ojos si se tapa uno de ellos, pero pierde focalidad con los dos funcionando al mismo tiempo. Con lágrimas en los ojos, Terelu Campos no pudo evitar durante su intervención del martes en el programa que su madre conoce las graves consecuencias que pueden derivar de este tipo de enfermedad. "A ella le valdría con quedarse como está ahora”, explicó.

A partir de ahora, como cualquier persona que sufre una isquemia, los médicos le han indicado que deberá, además de ejercitar la visión, tomarse las cosas con tranquilidad para ir recuperando lentamente la normalidad o al menos minimizar los daños. 

BIGOTE, AJENO A LO QUE HA PASADO

A todo esto, su actual pareja, Edmundo Bigote Arrocet, sigue ajeno a todo en una isla de Honduras concursando en el 'reality' 'Supervivientes'. Ha sido la propia Teresa Campos la que ha querido que fuera así. “Por supuesto que piensa en Edmundo. Pero ahora mismo lo que quiere es que cada día los doctores que la evalúan le digan que está un poquito mejor, porque eso es un triunfo".

0 Comentarios
cargando