Ir a contenido

HACE DOS SEMANAS, SEGÚN 'PEOPLE'

Bradley Cooper e Irina Shayk ya han sido padres

El actor y la modelo han llevado el embarazo y el parto preservando su intimidad

Bradley Cooper e Irina Shayk, el año pasado en Wimbledon.

Bradley Cooper e Irina Shayk, el año pasado en Wimbledon. / JOHN WALTON

Aunque parezca mentira en una pareja tan mediática, el actor Bradley Cooper y su novia, la modelo Irina Shayk han sido padres hace dos semanas, según ha anunciado la revista 'People'. El bebé, del que se desconoce de momento si es niño o niña, es el primer hijo de la supermodelo rusa, de 31 años, y del actor, de 42, que llevan juntos desde la primavera del 2015.

La pareja de momento no ha hablado del nacimiento ya que son muy celosos de su intimidad. De hecho tampoco anunciaron el embarazo. Que Irina Shayk esperaba un hijo se supo el pasado noviembre, cuando la modelo desfiló en París en ropa interior para la 'show' anual de Victoria's Secret en París y se hizo evidente su estado en unas fotográfias que dieron entonces la vuelta al mundo. En cada una de sus apariciones previas, una de ellas en Madrid, la modelo esquivó la cuestión cuando le preguntaban y vestía con ropa que impedía conocer su estado. 

EXPAREJA DE CRISTIANO RONALDO

La pareja inició su relación poco después de que ella rompiera su noviazgo con el jugador del Real Madrid Cristiano Ronaldo y él confirmara su ruptura, tras dos años de relación, con la modelo británica Suki Waterhouse, casi 20 años menor que él. 

Bradley, ganador de un oscar y no de los actores más deseados, mantuvo alguna que otra relación sonada, primero con la actriz Rennée Zellwegger, con la que estuvo dos años. Más tarde entraron en su vida Jennifer López y Zoe Saldana. 

Por su parte, Irina Shayk estuvo tres años con Cristiano Ronaldo aunque no fue una novia al uso. La pareja se veía muy poco y pocas veces hablaron de su relación. Las ausencias se justificaban con que ambos tenían mucho trabajo. Hasta los últimos meses de su relación no vivieron juntos en la casa que el futbolista posee en la lujosa urbanización madrileña de La Finca. Y cuando la modelo rusa venía a España, se hospedaba en un hotel de la Castellana.