Ir a contenido

REGRESO A LOS ORÍGENES

El desfile de Gucci, de la Acrópolis a Florencia

Tras el rechazo de Atenas, el desfile se celebrará el 28 de mayo en el palacio Pitti de Florencia a cambio de 2,2 millones de euros

El alcalde de Florencia, Dario Nordella, presenta el acuerdo alcanzado con Gucci.

El alcalde de Florencia, Dario Nordella, presenta el acuerdo alcanzado con Gucci.

Atenas dijo no en febrero a la celebración de un desfile en el panteón de la Acrópolis y eso que Gucci ponía encima de la mesa dos millones de euros para la restauración del patrimonio arqueológico.

Finalmente ese desfile se celebrará el próximo 29 de mayo es otro lugar histórico, la Galería Palatina del Palacio Pitti, en Florencia, la joya renacentista convertida en museo junto al Arno y a los jardines de Bóboli. La firma de lujo regresa a su ciudad natal, Florencia, donde nació en 1921 como una tienda de artículos de piel. Esta vez lo hará entre cuadros de Rafael, Tiziano y Botticelli. 

El acuerdo se ha sellado esta semana entre Marco Bizzarri, presidente y CEO de Gucci y Dario Nardella, el alcalde de Florencia, del Partido Democrático, y Eike Schidt, el director de los Uffici y va a significar el desembolso de 200.000 euros para el alquiler del espacio y otros dos millones de euros, que irán destinados a la restauración de los jardines de Bóboli, los 45.000 metros de zona verde que pertenecen al Palacio Pitti de Florencia y otra de las atracciones de la ciudad.

UNOS 300 INVITADOS

Todos los responsables del acuerdo han asegurado que las obras de arte no correrán ningún peligro y que la vigilancia será mayor que la que hay un día de apertura normal. El desfile, al que asistirán unas 300 invitados, también tiene la aprobación del ministro de Bienes Culturales, Dario Franceschini. para quien “la moda también es parte del patrimonio cultural y de la historia de nuestro país". Se da la circunstancia de que una de las últimas muestras del Palacio Pitti ha estado dedicada a Karl Lagerfeld.

Detrás de la decisión de este nuevo emplazamiento está también la mano de Alessandro Michele, el director creativo de Gucci. Este romano que empezó a trabajar en la 'maison' en el 2002 cuando lo fichó Tom Ford, tiene en el Renacimiento una de sus grandes pasiones. 

De su colección crucero 2018 se espera que vuelva a encender los elogios de las revistas especializadas. Gucci, que tiene a actrices como Nicole Kidman unas de sus mejores perchas, ha logrado que grupo al que pertenece, Kering, propietarios también de Yves Saint Laurent, Puma y Bottega Veneta, entre otras marcas, haya visto incrementadas sus ventas un 30% en los últimos años. 

El desfile de Gucci es una muestra más de los proyectos de mecenazgo entre grandes empresas de moda que ha fomentado el ministro Franceschini y que ha llevado a Tod’s a destinar 25 millones de euros a las obras en el Coliseo, a Fendi a pagar 2,2 millones para la restauración de la Fontana di Trevi de Roma y a Bvulgari a destinar dar 1,5 millones de euros para las escaleras de la Plaza de España de Roma.

Temas: Moda Florencia

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.