03 jun 2020

Ir a contenido

CON HAMBRE DE AMPLIAR NEGOCIO

Enrique Iglesias y Rafa Nadal abren su embajada gastronómica en Miami

A la inauguración del restaurante Tatel falto su tercer socio mediático, Pau Gasol

Dos de nuestros famosos más internacionales, el tenista Rafa Nadal y el cantante Enrique Iglesias no han querido perderse la gran fiesta de inauguración de su nuevo restaurante Tatel en Miami Beach.  / EUROPA PRESS TV

En medio de una fiesta caótica, entre retrasos, apretones y falta de espacio para tanta gente dispuesta a arrasar con todo lo que salía de cocina, desde los mejillones al vapor a los pinchos de tortilla de papatas y las croquetas, el tenista Rafael Nadal y el cantante Enrique Iglesias dieron por inaugurado este lunes por la noche en Miami el restaurante Tatel, en el que tienen como socio a otro popular 'embajador' español, Pau Gasol, que no estuvo presente en el acto.

El trío, más los empresarios Abel Matutes Prats y Manuel Campos Guallar, son propietarios desde hace dos años de un restaurante con el mismo nombre en el Paseo de la Castellana de Madrid. Y ahora han llevado su embajada gastronómica hasta los bajos del hotel Ritz-Carlton de Miami, en la famosa Avenida Collins de Miami Beach, en lo que pretende ser una avanzadilla de los restaurantes Tatel que vendrán después.

TORTILLA TRUFADA

"Estamos felices de abrir en Miami. Vamos a continuar en los Ángeles, Ibiza y Ciudad de México", avanzó Enrique Iglesias, que reside habitualmente en esta ciudad de Florida, sobre los planes de expansión del grupo. "Habiendo visto crecer y triunfar a Tatel en Madrid, nada podría hacerme más feliz que traerlo al lugar donde tengo mi casa", señaló el cantante, delgadísimo y con visera. El hijo de Julio Iglesias reconoció que le gusta preparar algunos platos en casa y que de la carta se queda con la "la tortilla trufada".

El pulpo a la gallega, las gambas al ajillo, la milanesa de ternera con huevo, el flan de huevo y las torrijas también están presentes en la cocina, dirigida por Nicolás Mazier, que fue el cocinero jefe de Nobu Miami, y desarrollará un menú creado en Madrid, además de aportar algunos platos de inspiración local como el ceviche de dorada.

Junto a Enrique, y con un tejano, vamisa blanca y americana de Tommy Hilfiger –es imagen de esta firma– un Rafa Nadal algo más esquivo con la prensa, dijo sentirse "feliz y encantado" de traer Tatel a una ciudad "donde siempre me lo paso muy bien". "Miami es lo más cercano a la cultura española y brindar un poco más de ese toque está bien", añadió Nadal, que podría verse de nuevo cara a cara en la cancha con el suizo Roger Federer en la final del Abierto de Miami. Sobre sus gustos culinarios, Nadal reconoció ser "fácil de contentar. Aunque lo de cocinar se lo dejo a los expertos".

 
 
 

 @enriqueiglesias #tatelrestaurants #kinoflatinpop #madrid #españa #newpost

 

Una publicación compartida de Atabek Satayev (@atabek.75) el 

EMBAJADOR DE LA CULTURA ESPAÑOLA

Por su parte, Pau Gasol, el jugador del equipo San Antonio Spurs, envió un mensaje en el que se declaró "emocionado y honrado" por el hecho de que la marca Tatel haya llegado a Estados Unidos, su "segundo hogar". "Ser un embajador de la cultura española es una de mis pasiones", añadió Gasol.

A la fiesta asistieron Nicolás Colate, el exmarido de la cantante mexicana Paulina Rubio; el pinchadiscos y productor español Willy López; el empresario mexicano Juan Carlos Valladares Jr. y el cónsul de España en Miami, Cándido Creis.

El restaurante, con capacidad para 200 comensales, ha sido diseñado por Studio Gronda, con versiones contemporáneas de grandes maestros de la pintura española en la decoración. También cuenta con un escenario para actuaciones en vivo.