Ir a contenido

EXCLUSIVA EN 'CUORE'

Shakira y Antonella Roccuzzo, a la greña

La cantante ha declinado la invitación a la boda de Messi y la argentina alegando "incompatibilidad de agendas"

Esta semana, 'Cuore' explica en exclusiva la enemistad entre la prometida de Leo Messi, Antonella Roccuzzo y Shakira, pareja de Gerard Piqué. Según la revista, que se entrega este sábado por un euro con EL PERIÓDICO, la canante habría declinado la invitación a la boda de Messi y su prometida alegando "incompatibilidad de agendas". Y es que el enlace coincide con la gira de la intérprete, una excusa perfecta que le ha venido como anillo al dedo a la estrella de Barranquilla. 

La última prueba de su enfrentamiento se produjo hace tan solo dos semanas, cuando Roccuzzo ni siquiera felicitó a Shakira el día de su 40º cumpleaños. Para conocer el motivo de su rivalidad hay que remontarse hasta el 2010. Entonces la colombiana aún no había llegado a la vida de Piqué, que salía con Nuria Tomás, hija del famoso empresario jamonero, Enrique Tomás. Su relación ya superaba el año y Tomás había encajado muy bien con Roccuzzo, con quien todavía mantiene una gran amistad.

Fue entonces cuando llegó el Mundial de Sudáfrica 2010. Piqué y Shakira, que se habían conocido grabando el videoclip 'Waka Waka' en Madrid, se vieron por segunda vez en la final y empezaron a flirtear, pero lo suyo no pasó de un simple tonteo, ya que el defensa se marchó de vacaciones con Tomás a a las islas griegas tras el Mundial. Allí fueron fotografiados por los paparazzi mientras disfrutaban de unas románticas vacaciones.

Meses después, el defensa azulgrana y Shakira siguieron viéndose a escondidas, hasta que Piqué rompió con su novia y comenzó a salir con Shakira, que a su vez dejó a su novio y representante, Antonio de la Rua. 

La decisión de Piqué dejó destrozada a Tomás, algo que motivó el enfado de su amiga Antonella Roccuzzo, que todavía hoy considera que la colombiana se entrometió en la relación de su amiga con Piqué.

Las desavenencias entre ambas parecen insalvables, aunque no parece afectar demasiado a Messi ni a Piqué, que siguen manteniendo un buen rollo dentro y fuera del césped.

0 Comentarios
cargando