Ir a contenido

VISITA OFICIAL

El 'kit kat' de Letizia y Juliana en Arco

Tras el protocolo de una cena de gala, la reina Letizia y la primera dama argentina se relajan en la feria de arte contemporáneo

LUIS MIGUEL MARCO / BARCELONA

La reina Letizia y Juliana Awada, este jueves en la feria de arte contemporáneo Arco.

La reina Letizia y Juliana Awada, este jueves en la feria de arte contemporáneo Arco. / REUTERS / SUSANA VERA

Es curioso ver cómo avanza el marcador en este España-Argentina que, sin pretenderlo, protagonizan la reina Letizia y la primera dama Juliana Awada, de visita oficial junto al presidente Mauricio Macri. Y tiene su qué también ver cómo describen la jugada diferentes comentaristas a ambos lados del charco. Si el primer día el guion oficial las quería rígidas, el jueves, sin demasiado tiempo para recomponerse, pudieron desmelenarse (un poco) "y como dos amigas", pasear por Arco.

Si en la primera foto juntas había que frotarse los ojos para ver las escasas diferencias entre sus vestidos "rosas empolvados", en la cena de gala de honor celebrada en el Palacio Real este miércoles, ambas optaron por creaciones bastante diferentes, empezando por el color y siguiendo por el escote.

¿Estuvo Letizia acertada de negro? Parece que sí, que ese vestido de terciopelo con silueta lápiz de su diseñador favorito, Felipe Varela, "que dibujaba a la perfección su esbelta figura", fue una sabia elección ya que dejaba todo el protagonismo a sus impresionantes joyas. Y aquí es donde se abre una pequeña cuña de historia porque Letizia escogió por primera vez una de las piezas más importantes del joyero de la Familia Real española. Se trata de la Tiara de Lis, emblema heráldico de los Borbones, que la reina Sofía reservaba para las grandes ocasiones. Esa tiara de platino, brillantes y diamantes, creada en 1906 por los orfebres de Ansorena, fue un regalo de Alfonso XIII a su prometida la princesa Victoria Eugenia para lucirlo el día de su boda.

SE ROBÓ TODAS LAS MIRADAS

Por su parte, el diario argentino 'Clarin' ha resaltado que, en esa cena de gala con los reyes de España, Juliana Awada "se robó todas las miradas" luciendo un vestido del diseñador Gabriel Lage. El diario bonaerense recuerda que Lage ya había diseñado el vestido que Awada lució junto a los Obama, "pero esta vez fue diferente: este es un diseño que ha realizado exclusivamente para ella. No está en ninguna colección". "Nunca sobrecargada de accesorios", prosige 'Clarin', Juliane lució un par de pendientes de cristales Swarovski y un 'clutch' hecho especialmente para la ocasión". En el brindis, por cierto, fue Letizia quien advirtió a Macri que había cogido la copa de agua por equivocación. 

EL LARGO DEL VESTIDO

La inauguración oficial de Arco, este jueves por la mañana, donde el país invitado en esta 36ª edición es Argentina, ya no tuvo esa cosa tan rígida de una cena de gala. El arte contemporáneo requiere de menos protocolo. En ese 'tercer asalto' Letizia apareció de blanco y con su media melena suelta. "Una apuesta inteligente el blanco si se quiere destacar entre infinidad de esculturas, montajes y pinturas del mejor arte contemporáneo", asegura 'Vanitatis'. ¿Y qué hay de Juliana Awada? "Su vestido camisero en color granate y con un micro estampado, firmado por la marca argentina Menage a trois y sus zapatos Gucci hacían que la perdéramos un poco entre el gentío". En algo sí volvían a coincidir: el largo del vestido.

0 Comentarios
cargando