Frutos secos contra la obesidad

Aportan una gran dosis de energía y poseen una importante capacidad saciante, ya que son ricos en proteína y fibra

Frutos secos.

Frutos secos.

1
Se lee en minutos
Mireya Roca
Mireya Roca

Periodista

ver +

Aunque contienen bastante grasa y calorías, los frutos secos no solo no engordan, sino que contribuyen a controlar la obesidad, tal y como confirman varios estudios científicos. 

Los especialistas sostienen que no existe correlación entre la ingesta de frutos secos y el sobrepeso o la obesidad, puesto que representan un combustible necesario y beneficioso para el organismo. Aportan grandes dosis de energía y tienen una importante capacidad saciante, ya que son ricos en proteína y fibra.

En cualquier caso, hay que consumirlos de forma moderada y al natural, no con aceites o sal añadida.También se recomienda comer de todo tipo, pero los expertos insisten en que las nueces, que son el fruto seco que mejor se complementa con la dieta mediterránea, son ricas en ácidos poliinsaturados y omega 3, mientras que en la dieta anglosajona, que utiliza el aceite de maíz, resultan más aconsejable comer pistachos, almendras y avellanas, que poseen ácidos moninsaturados, una grasa similar a la del aceite de oliva.

Noticias relacionadas

SALUD CARDIOVASCULAR

La riqueza de nutrientes y las grasas que contienen los frutos secos los convierten en un gran aliado de la salud cardiovascular. Y es que los últimos estudios afirman que las dietas que incluyen frutos secos pueden disminuir el riesgo de infartos.