Ir a contenido

TRES DÍAS DE UNA AGENDA APRETADA

Los Reyes inician en Portugal su primera visita oficial en año y medio

Felipe VI y Letizia suspendieron su anterior viaje a Arabia Saudí del pasado día 12 por el fallecimiento del príncipe Turki

Iker Casillas y Sara Carbonero, este jueves por la noche, en el besamanos a los Reyes en Oporto.

Iker Casillas y Sara Carbonero, este jueves por la noche, en el besamanos a los Reyes en Oporto. / AP / ESTELA SILVA

Los Reyes han emprendido este jueves un viaje a Oporto para iniciar el programa oficial de la primera visita de Estado de Felipe VI y la reina Letizia a Portugal, que les llevará también a Guimarães y Lisboa, con una apretada agenda de actos institucionales, culturales y de apoyo a la investigación.

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, acompaña a los Reyes en esta visita de Estado, que se convierte así en el primer viaje del nuevo jefe de la diplomacia española con Felipe VI, tras la suspensión de la visita oficial a Arabia Saudí que iba a comenzar el pasado día 12 y tuvo que ser aplazada por el fallecimiento del príncipe Turki, hermano del rey Salman.

OPORTO

En esta, su primera visita de Estado en casi año y medio, los Reyes han sido recibidos a su llegada al aeropuerto de Oporto por el ministro portugués de Exteriores, Augusto Santos; el asesor para las Relaciones Internacionales del presidente de la República, José Augusto Duarte, y los respectivos embajadores, Juan Manuel de Barandica y Francisco Ribeiro de Menezes, entre otras personalidades.

Invitados por el presidente Marcelo Rebelo de Sousa, esta visita de Estado de los Reyes servirá para escenificar la excelente salud de la que goza la relación bilateral y favorecer el impulso de dosieres pendientes de avances.

Portugal es uno de los socios más estrechos de España. Ambos países comparten múltiples intereses comunes por su condición de socios en la UE y en la comunidad iberoamericana, además de que con frecuencia tienen visiones coincidentes en asuntos multilaterales.

El Rey ha subrayado este jueves por la noche precisamente el valor de la "relación especial e intensa" entre España y Portugal, que se corresponde con dos sociedades "que se respetan, se quieren y miran al futuro con esperanza", al tiempo que abogó por desarrollar estos estrechos vínculos siempre de manera optimista.

OPTIMISMO

"El vigor actual de nuestras relaciones debe alejar el pesimismo", ha afirmado el jefe del Estado español ante el presidente portugués, al comienzo de la cena de gala ofrecida en el Palacio de los Duques de Bragança. Ante 150 invitados de la sociedad portuguesa, en una localidad con un potente valor histórico para los portugueses, que la consideran la cuna de su nación, FelipeVI ha vuelto a combinar las lenguas española y portuguesa -como ya ha hecho por la mañana en el Ayuntamiento de Oporto- para agradecer la acogida recibida.

"La Reina y yo nos sentimos profundamente emocionados y encantados por estar en Portugal", ha manifestado en portugués ante los invitados, entre ellos españoles residentes en Portugal como el futbolista Iker Casillas y su esposa Sara Carbonero.

El propio Rebelo de Sousa ha manifestado en su brindis que la visita testimoniaba "una amistad y una fraternidad cimentada por los siglos, superando divergencias, discordias o enfrentamientos del pasado", y ha elogiado con entusiasmo la personalidad del Rey Felipe.

En concreto, lo ha considerado "serenamente inteligente en su cargo, incansable en su espíritu europeo, iberoamericano y universal, al servicio de la democracia y del Estado de Derecho, así como del respeto a la dignidad de la persona humana", ha dicho en español el presidente portugués durante su discurso en la cena ofrecida a los Reyes.

HERMANADOS

Ha afirmado también que España y Portugal, como "Estados hermanados en su riquísima diversidad interna", quieren ser "puentes entre Europa y todos los demás continentes", cuando además ya son "ejemplos elocuentes de las oleadas de emigrantes, antiguos y nuevos" que ambos países crean por todo el mundo.

Y aunque ha ratificado las ya "excelentes" relaciones bilaterales a todos los niveles que existen, ha abogado por impulsarlas: "Queremos más y mejor", ha enfatizado, antes de brindar por un "futuro próspero y ambicioso para todos los portugueses y todos los españoles".

0 Comentarios
cargando