10 ago 2020

Ir a contenido

Rodolfo Sancho: "Mi hijo no me ve en la tele"

El protagonista de 'Mar de plástico' y 'El Ministerio del Tiempo' protagoniza una campaña para Majórica

Mireya Roca

Rodolfo Sancho (Madrid, 14 de enero de 1975) es sinónimo de éxito. Reclamado por directores, televisiones y legiones de fans, triunfa en la pequeña pantalla con las series 'Mar de plástico' (Antena 3) y 'El Ministerio del tiempo' (TVE-1). 

Si algo refleja su dilatada carrera es que es un todoterreno, que no tiene miedo a explorar géneros y nuevas aventuras, como la que acaba de emprender para la firma mallorquina Majórica. El intérprete, que ha presentado esta semana la nueva campaña en Barcelona, protagoniza cuatro espots que ha dirigido el cineasta Kike Maíllo ('Eva', 'Toro'), que destilan grandes dosis de seducción, algo que él domina.

¿Cómo lleva eso de ser uno de los actores más deseados? Con naturalidad. Ya viví un 'boom' cuando empecé, hace ya 20 años,  con la serie 'Al salir de clase' y después se repitió con 'Isabel'. Por suerte he tenido tiempo de ir acostumbrándome. No tengo ningún problema excepto cuando se trata de aglomeraciones de gente, por eso siempre intento evitarlas. 

¿El éxito lo ha inmunizado? Es que no lo vivo a diario. A veces, en la calle, alguna señora me pide una foto, poco más, pero no tengo ningún problema.

¿Le gusta ser el 'rey de las series'? Me da completamente mismo. Lo más importante es seguir dedicándome a mi profesión, a interpretar personajes que me gustan. Mi prioridad es el trabajo. Todo el éxito que pueda tener es por lo que hago desde el acción hasta el corten.

¿A qué se debe que 'Mar de plástico' y 'El Ministerio del Tiempo' se hayan convertido en series de referencia? 'Mar de plástico' tiene una calidad increíble porque se rueda en exteriores y eso hace que todo se magnifique. Y 'El Ministerio del Tiempo' se ha convertido en una serie de culto por su contenido fantástico.

¿Se parece en algo al sargento de la Guardia Civil Héctor Tarancon, su personaje en 'Mar de plástico'? Para nada. Él ha vivido unas circunstancias extrañas, vive con la convicción de que ha matado a su mejor amigo, se ha enamorado de su viuda y luego él está vivo, que lo han convertido en un tipo encerrado en sí mismo.

Si pudiera detener el tiempo, ¿en que época se quedaría? En un momento en el que pudiera tomar una copa de vino con mi padre y así charlar un buen rato con él. Ya hace cinco años...

¿Su padre, Sancho Gracia, qué consejos le dio? Paciencia, echarle muchas ganas... Lo típico. Pero mi padre, sobre todo, me dio consejos de padre a hijo. Él me enseñó a disfrutar de la vida.

'Al salir de clase', 'Paraíso', 'La señora', 'Amar en tiempos revueltos', 'Hospital central', 'Gavilantes', 'Un paso adelante', 'Lobos', 'Historias robadas', 'Isabel', 'Mar de plástico', 'El Ministerio del Tiempo'... ¿Con cuál se queda? Todas me han gustado, pero me quedo con mi personaje del rey Fernando, de 'Isabel'. Era divertido, familiar, raro, cariñoso, tenía un punto golfo y un interesante recorrido.

¿Su hijo mayor, Daniel [que tuvo a los 19 años], sigue su carrera? Antes que actor, yo soy su padre. Lo mismo me ocurrió a mí con mi padre. Lo de admiración por ser actor en 'petit comité' no existe.

¿Cómo es? Tiene 22 años y es un tío muy inteligente. Sabe lo que quiere. Yo creo que me admira como persona. No me ve en la tele y creo que en general no me ve mucho, está a lo suyo. Está en su habitación y la verdad es que no demuestra mucha admiración.

¿Le gustaría que la mostrara? No, en absoluto. Mi relación es de padre a hijo y es perfecta así. Él me ve en bata… [risas]

¿Y cómo es su hija Jimena [fruto de su relación con la actriz Xenia Tostado]? Es la pequeña de la casa. Tiene un año y medio. Es un amor, es simpática, lo tiene todo... Disfrutamos mucho de ella.