AUTOPSIA ACLARATORIA

La Veneno murió por una caída accidental

La Veneno murió por una caída accidental
Una imagen de archivo de Cristina Ortíz Rodríguez, ’La Veneno’.

/

2
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / BARCELONA

La cantante y 'vedette' Cristina Ortiz Rodríguez, conocida artísticamente como La Veneno, murió de una caída accidental, según consta en laautopsia practicada tras el fallecimiento. Fuentes cercanas a la investigación han asegurado a Efe que la causa de la muerte de la artista, que falleció este miércoles en el hospital La Paz de Madrid, fue una caída previa en su domicilio del barrio de Tetuán de la capital.

La caída le provocó un fuerte golpe en la cabeza determinante para su fallecimiento después de ingresar a última hora del sábado, 5 de noviembre, en La Paz, inconsciente y donde permaneció en coma inducido hasta ayer.

Numerosos conocidos han despedido a La Veneno en las redes sociales. Actores como Eduardo Casanova, que interpretó a Fidel en la desaparecida serie 'Aída'; grupos de música como las Nancys Rubias, lideradas por Mario Vaquerizo; o Yurena, la conocida autora del hit 'No cambié' y exconcursante del 'reality' 'Supervivientes' se sumaban al adiós en Twitter.

También los comunicadores Raquel Martos y Abel Arana han querido expresar sus condolencias.

Natalia Ferviú, estilista de 'Cámbiame', el programa de Telecinco, decía adiós tuiteando el 'hastag' que se impuso en Twitter tras su muerte.

Por su parte, su compañera en el programa, la también estilista Cristina Rodríguez, despedía a La Veneno haciendo referencia a los dos programas que la dieron a conocer 'Esta noche cruzamos el Mississippi' y 'La sonrisa del Pelícano', ambos presentados por Pepe Navarro.

LA REACCIÓN MÁS ESPERADA

La reacción más esperada era la del presentador Pepe Navarro, que se encontraba en Estados Unidos en el momento de su fallecimiento. En declaraciones a Vanitatis, el periodista ha dicho: "Siento profundamente su muerte porque era muy buena persona, aunque la vida no le sonrió demasiado. Consiguió cosas como que le reconocieran su identidad sexual, pero tampoco la hizo feliz. Era exuberante y lo que hacía en pantalla lo hacía también en su vida privada"

Navarro aseguraba que era "un torbellino". "Una persona muy positiva y con una gran energía que se fue diluyendo con el tiempo. Se reconoció, se asumió y vivió aceptando su destino".

Noticias relacionadas

SU ÚLTIMO DESEO

Según una amiga, La Veneno quería ser incinerada: "Quiero que esparzan mis cenizas en el Parque del Oeste, donde fui una puta feliz". No obstante, algunos miembros de la familia no aceptan su última voluntad.