VÍCTIMA DE AMENAZAS, INSULTOS Y SUBESTIMACIÓN

Mila Kunis estalla contra el sexismo de Hollywood

La actriz asegura que le exigieron que posara semidesnuda para una revista "o no volvería a trabajar "

Mila Kunis, en una imagen del 2012, cuando fue elegida la mujer más sexi del 2012 por la revista ’Esquire’.

Mila Kunis, en una imagen del 2012, cuando fue elegida la mujer más sexi del 2012 por la revista ’Esquire’. / INSTAGRAM

Se lee en minutos

La actriz Mila Kunis, intérprete de 'Cisne negro' o 'Malas madres' y esposa de Ashton Kutcher, con el que va a tener a su segundo hijo en breve, ha vuelto a poner Hollywood patas arriba. Tras sus recientes declaraciones de que iba a criar a sus hijos "como si fueran pobres", ahora ha denunciado, a través de un blog público escrito en 'Medium'Medium, multitud de actitudes machistas y sexistas que ha sufrido en primera persona a lo largo de su trayectoria cinematográfica.

Kunis, que fue elegida por la revista 'Esquirela mujer más sexi en el 2012 -lista en la que le sucedieron Scarlett Johansson (2013)Scarlett JohanssonPenélope Cruz (2014)Penélope Cruz  y Emilia Clarke (2015)Emilia Clarke-, ha denunciado las amenazas que recibió de un famoso productor de Hollywood para que posara semidesnuda en una revista para promocionar una de sus películas. "Me quedé lívida y me sentí objetivada, y por primera vez en mi carrera dije 'no'", asegura Kunis, que titula su blog con la advertencia que le hizo este productor -al que no nombra-: "Nunca volverás a trabajar en esta ciudad [Hollywood] de nuevo". "Ya no estaba dispuesta a someterme a un compromiso al que anteriormente sí me había sometido", asegura.

"VOLVÍ A TRABAJAR"

"El mundo no se acabó. La película recaudó mucho dinero y yo volví a trabajar en esta ciudad otra vez, y otra y otra", continúa. "Pero de lo que quizás no se dé cuenta nunca este productor es que, lo que dijo, pone de manifiesto exactamente lo que toda mujer teme en este trabajo: pensamos que si hablamos nuestras carreras se verán amenazadas. No queremos que nos echen del negocio por ser unas "putas": así que ponemos en peligro nuestra identidad para mantener el 'status quo' [de Hollywood], con la esperanza de que el cambio llegue".

La actriz afirma que a lo largo de su trayectoria profesional ha vivido momentos en los que fue "insultada, marginada, pagada de menos, creativamente ignorada y subestimada" por el simple hecho de ser mujer.

"HE SIDO CÓMPLICE DE ESA MIERDA"

"Me di cuenta de que, para triunfar en esta industria, tenía que jugar con las reglas de juego de los hombres, pero a medida que pasaban los años y ganaba más experiencia, me di cuenta de que es una mierda y, peor aún, me he dado cuenta de que yo he sido cómplice de que esto suceda", confiesa.

Es por ello por lo que la actriz decidió no seguir con las reglas del juego hollywoodiense y creó una productora con otras tres mujeres para desarrollar programas de televisión. Y entonces, denuncia, recibió "otra microagresión" por parte de un "influyente productor", que la menospreció en una serie de correos electrónicos. "Y Mila es una megaestrella. ¡Una de las más grandes intérpretes de Hollywood y próximamente la mujer de Ahston [Kutcher] y mamá de un bebé!".

ESPOSA Y MADRE

Ese productor, cuenta Kunis, "redujo mi valor a nada más que mi relación con un hombre exitoso y mi capacidad para tener niños. Ignoró mis (y las de mi equipo) significativas contribuciones creativas y logísticas", critica la actriz. En consecuencia, "retiramos la participación en el proyecto", cuenta. Y explica que seguirá haciendo lo mismo. A partir de ahora, cuando se tope con opiniones machistas, ya sean "sutiles o manifiestas", las enfrentará "frontalmente".

Te puede interesar

"Si esto me está sucediendo a mí, le está sucediendo de forma más agresiva a otras mujeres en todas partes. Tengo la suerte de que he llegado a una posición en la que puedo dejar de comprometer y mantenerme firme, sin temor a cómo voy a llevar comida a mi mesa".

"Volveré a trabajar en esta ciudad otra vez, pero no lo haré contigo", concluye Kunis, refiriéndose a la amenaza del productor con la que empezó su texto.