29 oct 2020

Ir a contenido

JUBILACIÓN APETECIBLE

Juan Carlos: 15 estrellas Michelin en 24 meses

La revista 'Tiempo' repasa los 24 restaurantes que ha visitado el rey emérito tras la abdicación

La revista 'Tiempo', que ha llegado este sábado a los quioscos, cuenta esta semana cómo es la vida de jubilado del rey Juan Carlos cuando se cumplen justo dos años tras su abdicación. Según el semanario, el rey emérito está volcado en dos de sus pasiones: la vela y la gastronomía.

'Tiempo' revela que Juan Carlos I ha vuelto a las competiciones de vela cinco años después y también publica una extensa guía con los 24 restaurantes más destacados que han visitados el monarca durante los últimos meses. Desde su renuncia, se ha dedicado a conocer algunos de los mejores establecimientos. En la mayoría de los ocasiones se ha tratado de almuerzos discretos acompañado por algún amigo.

La lista es de lo más sabrosa: 15 estrellas Michelin de los triestrellados El Celler de Can Roca (Girona), Arzak y Akelare (ambos en San Sebastián), y los 'biestrellados' Miramar (Llançà), Atrio (Cáceres) y El Portal de Echaurren (Ezcaray, La Rioja). Los otros establecimientos citados son los madrileños El ParaguasZalacaínTatel (propiedad del tenista Rafael Nadal), El BodegónLaredo, El LandóCasa LucioCurritoHorcherCasa BotínSilk AspenAmparito Roca (Guadalajara), D'Berto Casa Román (Pontevedra), Landa (Burgos), Ikea (Vitoria) y Flanigan (Palma de Mallorca).

RECHAZA LOS RESERVADOS

Cuando sale a comer, al rey jubilado se le nota más cercano y afable que antes, cuando se encontraba tan atado a las obligaciones oficiales. Suele rechazar los reservados que le ofrecen, ya que prefiere sentirse un comensal más. Y esa relajación se nota en los gestos y las sobremesas, que ahora se prolongan varias horas, muchas veces hasta la madrugada, mientras analiza la actualidad con sus acompañantes o echa mano de alguna batallita del pasado.

Al levantarse de la mesa sigue un ritual parecido: dedicatoria en el libro de honor, apretón de manos y fotos con el dueño y los trabajadores de la cocina. Y, si se precia, un selfi con los ciudadanos anónimos que se lo piden y a los que nunca dice que no.

LA ESTRECHA RELACIÓN CON LA INFANTA ELENA

Los actos oficiales de Juan Carlos se han reducido drásticamente en los últimos dos años porque el rey emérito no quiere quitar protagonismo a su hijo. No obstante, acudirá el próximo 26 de junio, coincidiendo con las elecciones generales, a la inauguración del canal de Panamá, ya que Felipe VI prefiere no ausentarse de España en esa fecha.

Además, la revista cuenta cómo la relación de Juan Carlos con su hija Elena es cada vez más estrecha. Se les ha visto juntos en los toros e incluso el Rey acude al domicilio de la infanta con cierta asiduidad.