Ir a contenido

De médico a diseñadora de zapatos

Mislita lanza su primera línea de zapatos inspirada en mujeres emblemáticas

SARA ANDRADE / BARCELONA

La historia está llena de mujeres extraordinarias y valientes que a su paso dejaron un mundo mucho mejor, o por lo menos, lo intentaron. Se les han rendido numerosos homenajes a lo largo de la historia y se les ha reconocido su talento y dedicación. ¿Quién lo recuerda a Jane Goodall, Marie Curie, Jackie Kennedy, Diana de Gales o a  Indira Gandhi? Son personajes imposibles de olvidar y referentes para la mujer, sin duda alguna.

Eso es lo que pensó la médico almeriense Lara Carreño cuando creó su propia marca de zapatos hace un más de un año. Su vocación va más allá de los hospitales, por eso esta joven hizo caso a su madre y se embarcó en una aventura muy diferente. “Mi madre siempre me inculcó que dedicara mi vida a aquello que realmente me hace feliz. Es la manera de poder ofrecer tu mejor yo a la sociedad”, explica Lara.

Mujeres de altura

Cada par de zapatos de Mislita, su marca, están inspirados en una mujer imprescindible. “Son mujeres de todas las épocas y sectores de la sociedad: científicas, escritoras, defensoras de los derechos humanos, etc. Todas han tenido la valentía de luchar por lo que realmente creen. Para mí, todas son una fuente inagotable de inspiración y admiración”, explica la joven.

La pintora polaca Tamara de Lempicka, Ada E. Yonath, Premio Nobel de Química en el 2009, la joven Malala, Premio Nobel de la Paz en el 2014, Charlotte Cooper, primera mujer campeona olímpica en la categoría de tenis en 1900, Olimpia de Gouges, famosa revolucionaria francesa, son algunos de los nombres que dan personalidad a cada una de sus creaciones. “También Laura, las primeras Mislitas dedicadas a una clienta. Su historia de superación nos hace estar muy orgullosos de ella. Laura tiene 21 años, es una mujer que siendo todavía una niña tuvo más que coraje para luchar contra la anorexia”, señala Lara.

Solidarias y artesanas

Vestirse un calzado con tanto nombre puede ser fuente de inspiración y fuerza para la mujer que los lleve. Por eso, sus ‘slippers’ están cuidadas al detalle con una producción artesanal ubicada en la provincia de Alicante, ciudad conocida por su tradición zapatera. “Las pieles provienen de empresas pequeñas, familiares, donde nos ofrecen muchísima calidad. Usamos además suelas de piel; queremos ofrecer un zapato que, además de original, cómodo, con mucho estilo, sea de máxima calidad”, añade.  La piel de cada zapato está cortada a mano, además del resto de detalles. Por eso su tiempo de fabricación es más lento y su precio más alto, ronda los 100 euros.

Las Mislitas son también solidarias, porque con cada compra de un par de zapatos  se donan 10 euros a la Fundación Aladina, que ayuda a niños con cáncer. “La Fundación Aladina hace una labor maravillosa y es muy gratificante poder colaborar con ellos, porque nos consta que entregan lo mejor a los niños y a sus familias que atraviesan momentos complicados por esta enfermedad”, sentencia Lara. La firma de zapatos deja claro que para que un proyecto funcione hay que ponerle, además de sentido, alma. 

 

Más información: http://www.mislita.com/

Temas: Moda

0 Comentarios
cargando