Ir a contenido

BODAS DE ORO

Cena de gala con Plácido Domingo

El Gran Teatre del Liceu conmemora los 50 años del debut del tenor en Barcelona con un ágape en el escenario y mariachis

La celebración contó con 350 invitados y recaudó 115.000 euros para restaurar la fachada histórica del coliseo

Marta Cervera

De izquierda a derecha: Roger Guasch, María de los Llanos de Luna, Plácido Domingo, Joaquim Molins, Santi Vila y Christina Scheppelmann.

De izquierda a derecha: Roger Guasch, María de los Llanos de Luna, Plácido Domingo, Joaquim Molins, Santi Vila y Christina Scheppelmann. / DAVID RUANO

Un grupo de mariachis ha despedido esta pasada noche el homenaje a Plácido Domingo en el Liceu. El cantante, que acudió con su esposa Marta Ornelas y su hijo Pepe, recordó en su parlamento que sus padre era del Clot y sus abuelos paternos de Mataró antes de recibir una placa conmemorativa por parte del Gran Teatre. "Es extraordinario haber podido cantar 23 temporadas aquí", destacó el célebre tenor.

A sus 75 años, Plácido Domingo está viviendo intensamente sus bodas de oro con el Liceu. Después de triunfar como Simon Boccanegra el sábado y cosechar una larga ovación del público en la primera de las tres funciones donde interviene, el Gran Teatre le ha ofrecido este domingo una cena de gala para conmemorar con aficionados y mecenas sus 50 años de relación con el Liceu. 

La cena ha reunido a melómanos, representantes de la política, la cultura y el mundo empresarial. A la celebración han acudido 350 invitados y se han recaudado 115.000 euros. El cubierto costaba 300 euros y se destinará a la restauración de la fachada del coliseo.

Santi Vila, 'conseller' de Cultura de la Generalitat de Catalunya a quien Domingo rebautizó como "Santi Villa" en un lapsus, acompañado de María de los Llanos de Luna, delegada del Gobierno, han sido recibidos a su llegada por Joaquim Molins, presidente de la Fundació del Gran Teatre que ha estado acompañado de su equipo: Christina Scheppelmann, directora artística del Liceu; Roger Guasch, director general y Salvador Alemany, presidente del Consell de Mecenatge. Carmen Mateu de Suqué, fundadora del Festival Castell de Peralada, donde Domingo ha actuado; el abogado y expolítico, Miquel Roca, que defiende a la infanta Cristina en el 'caso Noos'; Ignacio García-Nieto, presidente del Cercle del Liceu; el doctor Joaquim Barraquer y Santiago Fisas, del Partido Popular, destacaban entre los invitados. También estaba el director musical del Liceu, Josep Pons, el maestro Ros Marbà y Massimo Zanetti, que le dirige desde el foso en 'Simon Boccanegra'.

DECORADO IMPRESIONANTE

Domingo,  polifacético tenor reconvertido en barítono, es un titán de la ópera que ha interpretado 146 títulos y ha protagonizado 3.822 funciones en su prolífica carrera. La cena se realizó es su espacio natural, el escenario. Las mesas estaban colocadas con un decorado impresionante, el de las butacas desde donde el público ha aplaudido en tantas ocasiones al tenor. En el Liceu, el cantante ha interpretado sobre todo roles de PucciniVerdiGiordano y Wagner, después de su debut el 1 de enero de 1966 interpretando tres óperas mexicanas. Domingo nació en Madrid, pero sus padres emigraron a México, país con el que siente una gran afinidad. Desde su primera màgica noche en el Liceu, que también representó su debut en España, ha cantado 25 óperas en el Gran Teatre -tres en versión concierto- con títulos como ‘Manon Lescaut’, ‘Andrea Chénier’, ‘Un ballo in maschera’ y 'Parsifal'.

INICIO DE OBRAS EN SEPTIEMBRE

Los 115.000 euros recaudados con la cena de homenaje se sumarán a los 72.000 conseguidos el año pasado con una cena similar que, en lugar de en la sala principal, se realizó en el 'foyer'. Si los planes se cumplen, el Liceu prevé iniciar en septiembre las obras de restauración de la fachada. Con ellas, no solo se van a subsanar problemas estructurales, sino que también se creará un nuevo sistema de iluminación con luces de bajo consumo energético. El presupuesto total es de 492.000 euros y se financiará a través de donaciones y lonas publicitarias. También se procederá a restaurar y dejar a la vista de los paseantes las cuatro vidrieras wagnerianas del Círculo del Liceu que están en la fachada de la calle Sant Pau.

TRIUNFO CON SIMON BOCCANEGRA

Las emociones para Domingo comenzaron el sábado, cuando recibió una larga ovación del público puesto en pie, y un pastel de cumpleaños que le entregó Christina Scheppelmann en nombre del Gran Teatre. "Si alguien me hubiera dicho hace 50 años que hoy todavía estaría cantando no me lo hubiera creído", confesó el músico ante una platea entregada. Le esperan dos funciones más de 'Simon Boccanegra', el martes y el viernes próximos. Ayer en la cena le acompañó una de sus compañeras de reparto, la soprano Davinia Rodríguez, que iba acompañada de su marido, Riccardo Frizza, director musical. Quienes se hayan quedado con ganas de verle podrán hacerlo la próxima tempordada. Volverá con 'Thaïs', de Massenet, en versión concierto.