08 jul 2020

Ir a contenido

MODA SANA POR LEY

Francia obliga a avisar de los retoques hechos con photoshop

Una nueva normativa exige a los modelos que estén "sanos" y acrediten médicamente si su delgadez es natural

Victoria’s Secret borra el gluteo de una de sus modelos

Victoria’s Secret borra el gluteo de una de sus modelos

La Asamblea Nacional de Francia ha aprobado una ley que obliga a señalar todas las fotografías en las que los modelos aparezcan retocados por photoshop u otros programas de edición de imagen.

Según estipula el dictamen, cualquier imagen que haya sido alterada digitalmente para hacer parecer al modelo más delgado y/o robusto debe ir correctamente indicado como "fotografía retocada".

Las misma regulación indica que estos 'tops' deberán estar "sanos", con un peso "correcto" y, en caso de mostrar delgadez, se requerirá de un examen médico que demuestre que es por naturaleza. 

Está previsto que la ley sobre el photoshop entre en efecto en enero del 2017. Cualquier violación de sus directrices podrá ser multada con hasta 35.000 euros. En países como IsraelEspaña o Estados Unidos ya se ha implementado o se está considerando implementar una regulación de la imagen. 

FRANCIA, CONTRA LA DELGADEZ

El Gobierno francés ha empezado una lucha contra las conductas insanas en el mundo de la moda, como es el caso de la delgadez extrema. El pasado abril, el país requirió por ley a los modelos que tuvieran un índice de masa corporal superior a 18 para poder ejercer. La Asamblea de Francia debate también sin éxito la propuesta de prohibir totalmente el uso del photoshop en la publicidad.   

ALGUNOS PRECEDENTES

En el Reino Unido, la Advertising Standards Authority (ASA), la agencia de regulación de la publicidad inglesa, denunció una campaña de Saint Laurent tildándola de "irresponsable" por mostrar a una modelo "con una delgadez poco saludable". 

Recientemente la redacción de 'El Dominical' de EL PERIÓDICO estuvo inmersa en una polémica tras retocar a Inma Cuesta en la portada que compartía con Eduardo Noriega. El retoque fue encargado por la agencia, que pedía una corrección de "imperfecciones de la piel, el vello de los brazos y la posición de la cadera", sin embargo a EL PERIÓDICO no llegaron las fotografías originales, sino las modificadas. La actriz denunció posteriormente en su cuenta de Instagram los cambios realizados en la fotografía original.

Otro de los casos en los que se han pedido que las fotos no sean retocadas, ha sido la actriz Kate Winslet como imagen de Lancôme, la cual se ha rebelado contra el Photoshop. Su condición al firmar el contrato fue sus fotos salieran a la luz sin ningún retoque digital. Winslet no solo está en contra de este tipo de retoques, sinó también de la cirugía estética; el año pasado formó parte de la Liga Británica Anti Cirugía Estética, junto a numerosas colegas como Rachel Weisz Emma Thompson.