Ir a contenido

entrevista en la revista 'gurb'

Javier Mariscal: "Soy un mantero"

El diseñador valenciano, autor del Cobi, define su situación de "precaria económicamente"

ANDREA PUJOL / BARCELONA

Javier Mariscal junto a una de sus obras.

Javier Mariscal junto a una de sus obras. / DANNY CAMINAL

Javier Mariscal, autor de la mascota de los Juegos Olimpicos de Barcelona 1992Cobi, dice estar arruinado y sin trabajo, además de hacer de "mantero" en las calles de la capital catalana para poder vender sus obras. 

EL PERIÓDICO ya relató el 11 de setiembre del 2014 que el diseñador valenciano vivía uno de los momentos más duros de su vida profesional. El año pasado Marsical se presentó a concurso de acreedores voluntario para intentar salvar su empresa. Un año más tarde la revista literaria 'Gurb' descubre que las cosas no terminaron bien.  "Me arruiné, no lo supe hacer, y al mismo tiempo tuve un desengaño amoroso y terminé en el psiquiatra tomando pastillas", dice el diseñador.

Javier Mariscal señala que todos sus males empezaron a partir del 2008 cuando tuvo que hacer un ERE en su estudio de 40 trabajadores. EL PERIÓDICO contaba en el 2014 que solo trabajaban 4 personas, dos de las cuales eran el diseñador y su hermano. "Entré en una depresión muy gorda", relata. Ahora asegura que sigue estando en una situación "precaria económicamente" y su mayor preocupación al respecto es por sus hijos. "Tengo hijos y eso es lo que te pesa mucho. Quieres que a tus hijos no les falte de nada, quieres pagarles un colegio que esté bien y que en el futuro, si quieren puedan ir a la universidad, o si tienen que ir al extranjero puedan ir".

Mariscal ha contado a la revista 'Gurb' su situación laboral actual. "Yo abro la tienda y ya no viene nadie, tengo que ir a la calle a poner una manta en el suelo para poner ahí sombreros y cosas, para ver si la gente viene y me compra. Y además, como soy ilegal, tengo que tener unas cuerdecitas atadas a la manta para cuando llegue la Policía tirar y 'hoop'...salir corriendo"