Confesiones en el 25º aniversario de la recordada producción juvenil

'Sensación de vivir', romances en serie

Tori Spelling revela que se lió con tres de los cuatro protagonistas

Una imagen promocional de los actores de ’Sensación de vivir’: arriba, Ian Ziering, Jennie Garth y Luke Perry; en el centro, Tori Spelling, Brian Austin Green, Jason Priestley, Shannen Doherty; debajo, Gabrielle Carteris.

Una imagen promocional de los actores de ’Sensación de vivir’: arriba, Ian Ziering, Jennie Garth y Luke Perry; en el centro, Tori Spelling, Brian Austin Green, Jason Priestley, Shannen Doherty; debajo, Gabrielle Carteris.

2
Se lee en minutos
MIREYA ROCA / BARCELONA

Sse cumplen 25 años del estreno de Sensación de vivir (en EEUU, Beverly Hills 90210), un aniversario que algunos de sus protagonistas han aprovechado para contar los entresijos de una de las series más populares de los 90… y también jugosos trapos sucios. Durante 10 temporadas, las aventuras de los hermanos Walsh, Brenda y Brandon, y de sus amigos Donna, Dylan, David, Andrea y Steve, entre otros, atraparon a millones de espectadores de todo el mundo, sobre todo adolescentes que soñaban con una vida regalada en Beverly Hills, uno de los barrios más  glamurosos de Los Ángeles. E igual que entonces, ahora también son legión los fans que se han quedado con la boca abierta ante las revelaciones de los actores, que no han logrado triunfar fuera de la pequeña pantalla pero sobreviven en series de televisión de distinto pelaje.

Tori Spelling, que interpretaba a la ingenua Donna Martin, ha sido la más atrevida. El fin de semana pasado, la hija del creador de la exitosa producción, Aaron Spelling, se sometió al clásico polígrafo en el programa Tori Spelling: Celebrity lie detector y acabó reconociendo que tuvo romances con tres de los cuatro protagonistas masculinos. Se sabía que fue novia de Brian Austin Green, recién divorciado de Megan Fox, que daba vida a David, pero también se relacionó con Jason Priestley (Brandon) y Luke Perry (Dylan).

«La mayoría de mis amigos ni siquiera saben esto», aseguró la intérprete de 42 años sobre su affaire con Priestley. «Fue un amor de verano. Fue nuestra propia versión de un romance al estilo 90210, eso fue todo. La suerte es que seguimos siendo grandes amigos», afirmó. Sobre su relación con Perry explicó que compartieron un «beso especial» el día de su 18º cumpleaños, aunque, a diferencia de con los otros dos, «nunca» tuvo sexo con él.

Shannen Doherty, que interpretaba a la rebelde Brenda, habló hace unas semanas, pero para anunciar que sufre cáncer de mama. Conocida por su carácter irascible, mantiene una batalla judicial contra la empresa de representación que llevaba sus finanzas por el impago del seguro médico que cubriría un tratamiento del que se está haciendo cargo el Sindicato de Actores.

Jason Priestley, que encarnaba al mellizo de Brenda, Brandon Walsh, ha originado cierta polémica a raíz de la publicación de un libro autobiográfico en el que arremete contra algunos de sus compañeros de la serie como Doherty, a la que define como una diva, que además de quejarse a diario, exigía una limusina.

Noticias relacionadas

Green, de 42 años, que aparece de forma esporádica en teleseries, tampoco pasa por su mejor momento. En agosto puso punto final a su matrimonio con Megan Fox tras 11 años de relación y dos hijos: Noah, de 2 años, y Bodhi, de 18 meses.

Luke Perry no le va del todo mal, aunque tampoco se libra de la polémica. El actor, que a raíz de la serie se convirtió en un sex symbol, sorprendió durante una rueda de prensa de la Asociación de Críticos de Televisión en julio afirmando que Sensación de vivir fue «irrelevante» para él. Lo llamativo es que Perry posee una dilatada carrera cinematográfica, pero nunca ha despuntado como protagonista de ningún filme.

Temas

Series