Ir a contenido

Las estrellas de la meca del cine se revelan

Hollywood denuncia el sexismo salarial

Jennifer Lawrence, Sienna Miller y Bradley Cooper defienden la igualdad

IDOYA NOAIN / NUEVA YORK

Hollywood denuncia el sexismo salarial

Hollywood, fábrica de sueños, a menudo hace flotar las fantasías de un universo casi irreal y lejano lleno de estrellas, alfombras rojas y lluvia de millones... Es también una industria con hombres y mujeres de carne y hueso sacudidos por algunas de las injusticias que azotan al resto de los mortales en otros muchos sectores no tan glamurosos, desde el racismo hasta el machismo. Y la última en denunciar la discriminación salarial por género ha sido Jennifer Lawrence, que con un franco ensayo en la web de su amiga Lena Dunham ha reactivado el debate y ha sumado respaldos de colegas, de ambos sexos, a esa denuncia.

«¿Por qué gano menos que mis coprotagonistas masculinos?». El directo título abre un texto de 655 palabras en el que la protagonista de la saga de 'Los juegos del hambre' relata cómo, cuando salieron a la luz los correos electrónicos pirateados a Sony, se enteró de que estaba «ganando mucho menos que los afortunados con pollas» con los que compartía reparto en una película. No la menciona, pero deja claro al citar a sus coprotagonistas (Jeremy Renner, Bradley Cooper Christian Bale) que se trata de 'La gran estafa americana'.

La ganadora del Oscar por 'El lado bueno de las cosas' no arremete contra sus colegas hombres; al contrario, asegura que «pelearon y triunfaron para conseguir potentes contratos». Asume también que al hablar de millones de dólares es difícil verse reflejado en sus problemas. Pero denuncia que, aunque su instinto inicial fue culparse y enfadarse consigo misma en lugar de con Sony («fallé como negociadora porque me rendí pronto»), ha llegado a la conclusión de que en su decisión y en pasos posteriores ha sido víctima del sexismo, de una lacra que le llevó, como a muchas otras mujeres, a frenarse.

«Hubo un elemento de querer gustar que influyó mi decisión de sellar el contrato sin una pelea auténtica. No quería parecer 'difícil o consentida' -escribe-. Hasta que vi los salarios en internet y me di cuenta de que todos los hombres con que trabajaban no se preocupaban sobre si eran 'difíciles o consentidos'. Podría ser una cuestión de juventud [Lawrence tiene 25 años] o de personalidad (...) pero ¿estamos socialmente condicionadas a comportarnos así? ¿Puede quedar un hábito de intentar expresar nuestras opiniones en cierta forma que no ofenda o asuste a los hombres?»

Reticente confesa a meterse de lleno en una discusión que puede identificarse con el feminismo cuando este corre el riesgo de quedar atrapado como una «tendencia», Lawrence dejó esos reparos atrás y gracias a ella la discriminación salarial, en Hollywood pero también más allá, vuelve al primer plano, como lo hizo cuando Patricia Arquette dio un memorable discurso al recoger su Oscar este año.

Uno de quienes han agradecido que hable ha sido, precisamente, Cooper. En una entrevista promocional de su última película el actor denunció que «hay un doble rasero en todo el mundo, sin duda» y aseguró que «cada vez que hay un espacio donde puede alzase una voz y denunciar es bueno. Está marcando una diferencia».

Junto a él estaba Sienna Miller, a la que también alabó y puso como ejemplo. Recientemente la británica abandonó una obra teatral al enterarse de que el coprotagonista iba a cobrar el doble que ella. «Hice lo que tenemos que empezar a hacer, desafortunadamente, a costa de nuestros sueños creativos», explicó la actriz. A Lawrence también le han dado muestras de apoyo Emma WatsonJessica Chastain Elizabeth Banks. La conversación continúa.

Temas: Sexismo Cine

0 Comentarios
cargando