Ir a contenido

ANIVERSARIO DE LA SALA BARCELONESA

Estopa, rumbas por Luz de Gas

El dúo abordó 'Me¿n vaig a peu¿, de Serrat, en una versión ¿un poquito desvirtuada¿, advirtió David Muñoz

JORDI BIANCIOTTO / BARCELONA

Uno de los trazos de identidad de Luz de Gas es la apuesta por la música en directo, así que su 20º aniversario debía tener forma de concierto. Jose y David Muñoz, Estopa, amigos de la casa, le brindaron el martes un bonito regalo en forma de recital acústico desnudo, sin banda, lejos de sus grandes montajes habituales, como el que, el 27 de noviembre, les llevará al Palau Sant Jordi. Un concierto nada corriente que se sumó al listado de 10.000 actuaciones felizmente acumuladas por la sala a lo largo de esas dos décadas de actividad.

Ahí tuvimos a los Muñoz, sueltos y relajados, con un David hablador y al que, de cerca, ves cómo canta con una intensidad, una rabia, de vena hinchada en el cuello, que a veces se pierde, diluida, en la inmensidad de los pabellones. Su repertorio nació así, en la intimidad, y es así como lo retornaron al público de Luz de Gas. «Lo bueno de nuestras canciones es que se pueden cantar bien con una guitarra o dos», destacó David.

Como Tan solo, de su primer disco, que abrió la actuación con suavidad, precediendo a las felicitaciones del dúo a la sala en riguroso régimen bilingüe. «És un plaer per a nosaltres estar a l'aniversari de Luz de Gas, que nos ha dado tanto a todos. Gracias por ser tan cachondos». El local, lleno hasta arriba, con su ideólogo y responsable, Fede Sardà, saludando a diestro y siniestro, a amigos como el exalcalde Xavier Trias, el doctor Bonaventura Clotet, los chefs Carles Gaig y Xavier Pellicer, la modelo Judit Mascó y los periodistas Albert Om, Xavi Coral y Xavier Valls. Tras la indicación de David, «Venga, Jose, dale», estalló su nuevo sencillo, Pastillas para dormir, ahí sí, a trepidante ritmo rumbero. «¡Barcelona, esas palmitas!».

Calor familiar

Estopa saldrá de gira por América el mes que viene, y la actuación en Luz de Gas tuvo ese aire de despedida en familia, de abrazo caluroso antes de partir a la aventura, Rumba a lo desconocido, como auguran en su nuevo disco (que saldrá el 2 de octubre). Pudieron comprobar que sus canciones de siempre siguen atrapando: desde la heterodoxa Bossa nova hasta hitos populares como Tu calorro, cantada por los fans («Jose no se ha puesto el pinganillo porque prefiere escucharles a ustedes»), La raja de tu falda y El del medio de los Chichos. En Demonios contaron con una espontánea que subió a bailar.

Y entre su lluvia de éxitos, un clásico ajeno, Me'n vaig a peu, de Serrat, pieza que grabaron en la reciente Antologia desordenada del cantautor. «És un mestre que hi ha pel món, per l'espai, galàctic...», enfatizó David, que anunció una versión «un poquito desvirtuada, con un poquito de flamenquito y de salsa». Tramo final con Me falta el aliento, Cacho a cacho y Como Camarón, y los hermanos estrechando manos de los fans y recordando su próxima cita en el Sant Jordi. «Nos vemos..., dentro de poco». Les veremos, sí, pero de modo, con bastantes más metros de por medio.

Temas: Estopa Música

0 Comentarios
cargando