01 dic 2020

Ir a contenido

FAMILIA RECONCILIADA Y UNIDA

Carmen Thyssen bautiza a su nieta

Después de la reconciliación familiar del verano del 2014, muy atrás parecen haber quedado las diferencias que en el pasado mantuvieron alejado a Borja Thyssen de su madre, Carmen Cervera. Este domingo la baronesa se mostró feliz y pudo ejercer de abuela en el bautizo de su nieta pequeña Kala, celebrado en la iglesia de San Antón, en Madrid.

Carmen Thyssen, con un vestido amarillo de encaje y chaqueta blanca, posó sonriente con su hijo Borja, que llevaba al bebé en brazos, con su nuera Blanca Cuesta, que lució un traje de largos desiguales y colores rosados, y con los otros tres pequeños de la pareja, Sacha, Eric y Enzo, que iban todos iguales: con traje gris claro de pantalón corto, camisa azul y corbata oscura.

La familia apareció relajada, contenta y unida con motivo del bautizo de Kala, que nació el 30 de noviembre del año pasado. Al término de la ceremonia religiosa todos los invitados, 150, se trasladaron a una finca en las afueras de Madrid, cerca de Boadilla del Monte, para continuar con la celebración.

Temas Tita Cervera