Ir a contenido

ceremonia religiosa en madrid

Todos juntos por Leonor

La comunión de la princesa une de nuevo a la familia del Rey tras la coronación de Felipe

Leonor ha entrado al templo de la mano del rey Felipe y vistiendo su uniforme colegial de gala. / DAVID CASTRO / VÍDEO: ATLAS

Hacía casi un año que no se les veía a todos juntos en público. Desde la coronación de Felipe, el 19 de junio pasado. Tuvo que ser otro acto relevante, la primera comunión de la princesa Leonor, el que volviera a unirlos ante las cámaras. La heredera al trono recibió el sacramento arropada por sus compañeros de clase de cuarto de Primaria del colegio Santa María de los Rosales, el centro privado en el que estudia, el mismo en el que se formó su padre. La ceremonia tuvo lugar ayer al mediodía en la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de Aravaca.

Verlos a todos juntos fue una estampa que ya resulta poco habitual. Desfilaron ante la iglesia los reyes Felipe Letizia, los reyes eméritos Juan Carlos, con bastón, y Sofía, los abuelos maternos de la niña, Jesús Ortiz (acudió con su pareja, Ana Togores, que no posó ante las cámaras aunque Letizia estuvo cariñosa con ella) y Paloma Rocasolano, y la bisabuela materna, Menchu del Valle.

Los Reyes intentan que sus hijas, Leonor y Sofía, crezcan en un entorno lo más normal posible. Por eso trataron el acto de ayer como una cuestión privada y lejos del protocolo de antaño, cuando Felipe y sus hermanas, Elena y Cristina, hicieron la primera comunión vestidos de blanco en un acto de lo más solemne en la capilla del palacio de la Zarzuela. Ayer, en cambio, Leonor, de 9 años, acudió a la iglesia como una colegiala más y no como la princesa que es. Iba vestida con el uniforme del centro escolar, igual que sus compañeros. En su caso, por ser niña, falda gris y camisa blanca, sobre la que se colocó una chaqueta tipo blazer color azul marino con el escudo del colegio bordado (no es la que usan a diario).

«ESTABA MUY NERVIOSA» / Aun así, fue un día tan especial en la familia del Rey que, ayer, solo Juan Carlos tuvo anotado en su agenda un acto público: su asistencia a la tradicional corrida de toros organizada por la Asociación de la Prensa en la plaza de toros de Las Ventas, ayer por la tarde. Al salir de la iglesia tras una hora de ceremonia, la pequeña princesa habló brevemente con los periodistas apostados a la puerta del templo. «¿Estás contenta?», le preguntaron. «Sí, estaba muy nerviosa», respondió. «¿Lo vas a celebrar?». «Sí, lo voy a celebrar en casa», dijo.

Se refería a que, tras acudir a la ceremonia del colegio Santa María de los Rosales (la primera comunión y la confirmación son celebraciones oficiales, pero no obligatorias, puesto que el colegio acoge a alumnos que profesan otras religiones), por la tarde hubo fiesta en la Zarzuela, a la que acudieron algunos familiares de Leonor, aunque no se esperaba a ningún Urdangarin. Algo parecido ocurrió en Ginebra hace dos semanas, cuando Irene Urdangarin celebró la primera comunión en ausencia de las hijas de Felipe Letizia; no faltaron, la reina Sofía y la infanta Elena, que fue con su hijo Felipe. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.