BUSCANDO UN HUECO EN EL 'STAR SYSTEM' LATINO

Ana de Armas se abre camino en Hollywood

La actriz, de 27 años, ya ha rodado tres películas en Estados Unidos

Ana de Armas posa sonriente en la presentación del largometraje ’El callejón’, en el Festival de Cine Fantástico de Sitges, en octubre del 2012.

Ana de Armas posa sonriente en la presentación del largometraje ’El callejón’, en el Festival de Cine Fantástico de Sitges, en octubre del 2012. / DIEGO CALDERÓN

2
Se lee en minutos
MIREYA ROCA / BARCELONA

Tras la ruptura de su breve matrimonio (dos años) con el actor catalán Marc Clotet, hijo del médico Bonaventura Clotet, la cubana Ana de Armas (Santa Cruz del Norte, 30 de abril de 1988) se levantó un día y decidió cruzar al otro lado del Atlántico para cumplir uno de sus sueños y trabajar en la meca del cine.

La actriz de origen cubano y ascendencia española ha seguido los pasos de Penélope Cruz Paz Vega, pero a diferencia de sus colegas, que comenzaron poco a poco, ha entrado por la puerta grande de Hollywood y ya comparte agente con el mismísimo Robert de Niro.Cabe recordar los duros inicios de Cruz en Los Ángeles, cuando en 1998, bajo las órdenes de Stephen Frears, interpretó un pequeño papel en Hi-Lo Country. Tras una docena de películas rodadas en Hollywood y un Oscar, poco queda de aquella joven a la que la meca del cine le parecía un lugar hostil. Su colega Paz Vega también apostó fuerte: se fue a Hollywood y, tras empezar casi de cero, ha conseguido que la industria se enamore de ella.

 

En cambio, a la protagonista de El internado le llegó su gran oportunidad en el 2013, a los pocos meses de aterrizar en Los Ángeles, cuando rodó junto a Keanu Reeves Knock Knock, filme dirigido por Eli Roth, el famoso productor de cine de terror, que se estrenó el pasado enero en el Festival de Sundance. «Esta película ha sido un bonito regalo», escribió la joven, de 27 años, en su perfil de Twitter, donde ya cuenta con más de 76.000 seguidores.

Le siguió Hands of stone, un biopic sobre el boxeador panameño Roberto Durán, en el que trabaja precisamente junto a De Niro. «Debo decir que impone mucho rodar con él. Recuerdo la primera escena que tuvimos juntos. Le dije: 'Me da igual que corten, pero te voy a abrazar'. Fue muy emocionante», relató en una entrevista.

Unos meses después, la amistad y el feeling que le unen con Keanu Reeves dieron sus frutos y la actriz tuvo la oportunidad de repetir con el protagonista de Matrix en Daughter of god, donde interpreta a una mujer que, a raíz de vivir extraños sucesos, entabla una relación con un detective, personaje que encarna Reeves.Estos tres filmes, que se estrenarán próximamente en nuestro país, han hecho que directores y productores comparen su carrera con la de Penélope Cruz y sigan apostando por el talento de esta recién llegada que está conquistando el disputado reinado del star system latino.

Noticias relacionadas

 

Mientras, De Armas sigue labrando su camino para cumplir su sueño; estos días se encuentra volcada en otro proyecto: Arms and the dudes, de Todd Philips, director de las tres entregas de Resacón en Las Vegas.En su nuevo trabajo, comparte protagonismo con Miles Teller (Divergente). Cabe señalar además que Bradley Cooper produce la cinta, que se rodará en Miami, Las Vegas y Marruecos.