Ir a contenido

EL último desfile de la bcn bridal week

Shayk, la «princesa» de Bradley Cooper

La modelo desfila en el MNAC días después de ser cazada con el actor

MIREYA ROCA
BARCELONA

Como si se tratase de una diva de Hollywood, Irina Shayk acaparó todos los flases en el desfile de Pronovias en Montjuïc. La expectación en la Sala Oval del Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) fue mayúscula porque la exnovia de Cristiano Ronaldo hizo ayer su primera aparición pública tras conocerse su romance con el actor estadounidense Bradley Cooper, a quienes los paparazis pillaron paseando acaramelados por Nueva York.

Con un sofisticado vestido de encaje chantillí y tul con efecto tattoo sobre la piel, la top abrió y cerró la pasarela con paso relajado pero seguro ante más de 2.000 personas, entre las que se encontraban Ana Boyer y Fernando Verdasco; Ivan Rakitic y su pareja, Andrea Mauri; las modelos Vanesa Lorenzo, Malena Costa y Petra Nemcova; y Genoveva Casanova, Fiona Ferrer y Annie Costner, hija de Kevin Costner.

Tras el ensayo del desfile, celebrado a primera hora de la tarde, la modelo demostró tener tantas tablas para contestar con humildad como para esquivar cualquier pregunta sobre su idilio con el galán. Solo abrió la boca para decir que sentía «como una princesa», en referencia al vestido que llevaba. La maniquí también aseguró ser «muy feliz» y admitió que no descarta casarse «algún día». «Las rusas siempre damos alguna sorpresa», advirtió. ¿Un mensaje sobre Cooper?