25 oct 2020

Ir a contenido

DÍAS DE DOLOR PARA LA ACTRIZ

Otro golpe antes de los Oscar para Julia Roberts

Su madre fallece antes de la gala, igual que su hermana el año pasado

ALBA LÓPEZ / BARCELONA

La vida personal y profesional de Julia Roberts, la que una vez fue la novia de América, no levanta cabeza. Su hermana se suicidó hace un año y, ahora, muere su madre. Betty Lou Motes falleció el jueves con 80 años tras una larga lucha contra el cáncer de pulmón que le diagnosticaron en el 2013Motes era su madre, pero también su confidente y su amiga. La conocía más que nadie en el mundo. Por eso, cuando le dijo: «Mamá, quiero ser actriz», a esta no le sorprendió en absoluto. O al menos eso creía. Desde una temprana edad, Julia Roberts supo que quería seguir los pasos de su madre, que tenía una academia de interpretación. Aunque también supo que no quería ser una actriz mediocre ni corriente, y lo consiguió enamorando a la cámara con Pretty woman.

Y ahora, la triste noticia golpea con dureza tanto su vida privada como su carrera, que últimamente ha pasado sin pena ni gloria. Un golpe más que viene a sumarse al que recibió el 9 de febrero del año pasado, cuando su hermana, Nancy Montes, de 37 años, se suicidó a causa de una sobredosis de fármacos en Los Ángeles. La mujer dejó una nota en la que aseguraba que se había quitado la vida por las críticas y la crueldad de Julia Roberts sobre sus problemas de peso.

El precio de la fama, el precio de la perfección con sus luces y sombras, que provocaron disputas entre ambas hermanas, acabaron como una tragedia victoriana. La estrella decidió no asistir al almuerzo de candidatos a los Oscar del año pasado, pese a estar nominada como mejor actriz por Agosto. Aunque sí se presentó en la gala de premios.

El año pasado, Roberts participó en el telefilme The normal heart sobre la concienciación del sida. Una interpretación que podría pertenecer a uno de los episodios de las interminables temporadas de Anatomía de Grey. Este año, se encontraba rodando The secret in their eyes con su marido, Danny Moder, antes de conocer la fatídica noticia de la desaparición de su querida madre. La actriz debería haber empezado a rodar la película Money monster junto a George Clooney, bajo las órdenes de Jodie Foster, aunque por el momento es un proyecto que queda en el aire. Así, pues, Los seguidores de Roberts tendrán que esperar un poco más de lo esperado.

Después de la muerte de su madre, no sería de extrañar que la estrella causara baja en la gala de los Oscar, que se celebrará en el Teatro Dolby de Los Ángeles la madrugada del lunes. Si es así, la alfombra roja echará de menos a la nueva cara publicitaria de Givenchy, ya que este año podría ver la gala desde su sofá en su mansión de Beverly Hills, arropada por los suyos en un momento tan triste para ella.