ADIÓS A una de las grandes de la moda catalana

Sita Murt, la dama del punto

La diseñadora fallece de cáncer a los 68 años

2
Se lee en minutos
MIREYA ROCA / BARCELONA

Igualada está de luto. Su diseñadora de cabecera, Sita Murt (Igualada, 1946), falleció ayer como consecuencia de un cáncer que le detectaron hace poco más de un año. El funeral tendrá lugar esta mañana en la iglesia de Santa Maria de Igualada.La modista y empresaria era un referente en destacadas pasarelas como la Gaudí de Barcelona, la Fashion Week de Madrid, la Bread & Butter de Berlín y la Coterie de Nueva York. Los desfiles de sus colecciones en las principales capitales de la moda fueron el trampolín para sus prendas de vestir, que aspiraba a que lucieran mujeres de todas las edades, «siempre que se sientan jóvenes», como le gustaba precisar.

Tras dedicar media vida a su pasión -innovar y crear un estilo minimalista que elevaba el tricot más allá de su funcionalidad-, la gran dama del punto falleció «acompañada de los suyos, con serenidad y valentía, la que siempre ha tenido», según afirmó su oficina de prensa en un comunicado.

Procedente de una familia vinculada a la industria de curtidos, Murt comenzó muy joven en el mundo de la moda. Estudió en la Escuela de Diseño Textil de Sarrià y se casó con Toni Esteve, gestor de la empresa de moda, Esteve Aguilera. A partir de los años 60, se involucró de lleno en el departamento de diseño de la compañía, ganando en experiencia creativa y empresarial. «Lo de quedarme en casa no iba conmigo. Así que empezamos a realizar nuestros propios modelos, con visión de futuro», explicó a EL PERIÓDICO en una entrevista en el 2012.

La muerte por un accidente de su marido en 1984 cambió radicalmente su vida: así que, recién introducida en el diseño y sin experiencia como gerente, su suegro le apoyó en su nueva andadura empresarial. «Mucha gente en la empresa receló de mí. Por mujer. Y por joven. Pero soy muy tozuda. Y me volví muy valiente», relató.

Luchadora inagotable, Sita (diminutivo de Carmen) sacó adelante su firma homónima con la que se convirtió en un referente. Gracias a su calibrado minimalismo y el lujo silencioso que impregnan sus diseños confeccionados en punto, su moda se expandió de forma espectacular por España, Europa, EEUU, Japón y Corea, llegando incluso a que uno de sus sus deseados patrones apareciera en el filme de Vicky Cristina Barcelona, de Woody Allen, en el 2008. Lucieron sus diseños, que se comercializan en más de 20 tiendas, actrices como María Valverde y Leticia Dolera. Optimista por naturaleza, le gustaba viajar, escuchar música, visitar galerías de arte.

EL RELEVO DE LOS HIJOS

Noticias relacionadas

En junio pasado, la firma, una de las grandes de la moda catalana y española, presentó un concurso de acreedores. Pero esto no le frenó, pues decidió seguir adelante y desfilar en la Cibeles y en la 080. Tras resolverse el concurso, en octubre, Murt declaró que afrontaba con ilusión y energía el 2015 para consolidar su nuevo proyecto.

Desde hace tiempo, Murt tenía claro que sus hijos (Isabel, Toni, Albert y Iago) seguirían adelante con la compañía: «Ellos ahora ya realizan mucho trabajo y yo puedo estar más tranquila. Les toca a ellos», dijo recientemente.