Ir a contenido

Jagger alega "estrés postraumático" para justificar la cancelación de la gira tras la muerte de su novia

La aseguradora se niega a cubrir la indemnización de 12,7 millones de dólares porque el fallecimiento de L'Wren Scott no fue "súbito e inesperado"

AGENCIAS / NUEVA YORK

Los Rolling Stones están inmersos en una batalla legal con su aseguradora que se niega a pagar 12,7 millones de dólares de indemnización por la cancelación de la gira de la banda tras el suicidio de la novia de Mick Jagger, L'Wren Scott.

El grupo reclama 12.689.833 dólares de indemnización en virtud de la póliza de seguros que cubría la cancelación de la gira a causa de la muerte "súbita e inesperada" de un ser querido de uno de los miembros del grupo, el nombre de Scott estaba explicito en una de las clausulas.

"La aseguradora niega que la póliza cubra el caso porque el suicidio de Scott fue un acto intencionado y no un hecho súbito e inesperado fuera de su control", según consta en un documento presentado por la aseguradora ante un tribunal de Utah (EEUU), donde la compañía de seguros quiere dirimir el caso. Además, la aseguradora está buscando el historial médico de Scott debido a que la póliza excluye la cobertura de las muertes relacionadas con enfermedades por las que el fallecido haya recibido atención médica.

Por su lado los Rolling Stones alegan que los médicos diagnosticaron un “síndrome severo de trastorno de estrés post-traumático” a Jagger y le aconsejaron “no subir al escenario por lo menos durante 30 días”.

L'Wren Scott, pareja de Jagger desde el 2001, se suicidó el 17 de marzo en su apartamento de Nueva York. Como consecuencia del terrible hecho, el grupo canceló los conciertos de Australia y Nueva Zelanda que luego reprogramaron para octubre y noviembre.