09 ago 2020

Ir a contenido

portada de 'gq'

Kylie Minogue imita a la niña de un espot de los años 50 dejando el trasero al aire

Como una niña traviesa, Kylie Minogue presume de trasero y silueta en la portada de la edición italiana de GQ. Se trata de una instantánea sexi en la que la diva australiana aparece en biquini en la playa mientras un caniche le arrastra la braguita, dejándole con el culo al aire. La imagen está inspirada en el mítico anuncio de cremas de protección solar Coppertone realizado en 1953 y protagonizado por una dulce niña cuyo bañador es bajado parcialmente por un cocker, dejando al descubierto la marca blanca de sus posaderas. Ahora, la intérprete de In my arms personifica con ciertas dosis de glamur una de las imágenes más conocidas de la historia de la publicidad. A pesar de que el número de agosto de la revista no ha salido aún a la venta, ha sido la artista la que se ha encargado de mostrar un adelanto en su perfil de Instagram, donde la imagen ha recibido miles de Me gusta.